miércoles, 23 de enero de 2019

RICK & MORTY - TEMPORADA 3


Es difícil hacer una crítica de una serie cuando esta contiene episodios autoconclusivos, pero "Rick & Morty" es tan especial que siempre hago un esfuerzo mental para recapitular todo y ver como empaquetarlo.

Si bien la segunda temporada terminaba con el arresto de Rick en una prisión espacial, al comienzo de esta tercera temporada este hecho queda como mera anécdota y pronto se resuelve.
Es entonces cuando comienzan de nuevo las peripecias espacio / temporales de esta dupla de nieto - abuelo.

Pero si algo cabe destacar en esta nueva temporada es la separación entre Beth y Jerry.
Esta situación desestabilizará el núcleo familiar por completo.
Jerry abandona el hogar y se tiene que adaptar a una nueva vida de soltero, donde vivirá cien mil aventuras que le posicionan, aún más, como un looser.

Cabe destacar (casi al final de la temporada) que incluso se echa una novia extraterrestre, algo con lo que él parece estar feliz, aunque realmente anhela a su esposa y su vida anterior.

Por otro lado, está lo que conforma el crear una nueva familia (aunque esta sea momentánea).
Así que Summer, Beth y Morty deciden acudir a terapia familiar inducidos por la primera. Quien ahora lleva el peso del hogar.


Para evitar ese momento, Rick decide convertirse en un pepinillo para eludir dicho trámite.

La familia acude a terapia sin hacer caso al abuelo científico; llevándose consigo una jeringuilla con el antídoto que le devuelve a la normalidad.

Lo que sucede después, es indescriptible.
Rick cae a una alcantarilla y tiene que sobrevivir como puede y se termina convirtiendo en un super guerrero aniquilando insectos, ratas y todo lo que caiga.

Más tarde, el episodio se termina convirtiendo en una película de espionaje donde Rick aniquila a cientos de matones y espías sin piedad.

Lo más gracioso de todo esto, es que Rick, termina acudiendo a terapia convertido en pepinillo. 

Sin lugar a dudas "Pickle Rick" es el mejor episodio de toda la serie.

Hasta 2020 no volveremos a saber más de "Rick & Morty" la espera, va a ser agónica.

domingo, 13 de enero de 2019

LA MASONERÍA, PASADO, PRESENTE Y FUTURO

Me gusta ver cosas diferentes, cuando me refiero a diferentes, quiero decir que me gusta visitar los catálogos de las plataformas y sumergirme de vez en cuando en las recomendaciones para poder disfrutar de películas, series o documentales que no conoce el gran público.

Netflix no para de recomendarme series y documentales que encajan con mis gustos o con visionados anteriores.
Entre ellos me salía últimamente "La masonería, pasado, presente y futuro" cuyo título original es "Inside the Freemasons".

En dicha serie documental de cinco episodios pude conocer en que consiste la francomasonería y el motivo que lleva a muchos hombres a formar parte de ella.
Sinceramente, creo que no es algo tan negro como lo pintan, sino que las logias que las conforman son hermandades cuyos miembros buscan una amistades nobles y fuertes.
No creo que busquen el beneficio industrial (aunque sí se ayudan entre si) sino que lo que buscan es una fraternidad y sentirse que forman parte de algo.

Y es que en la francomasonería todo son rituales, ceremonias, comidas, reuniones... tanto es así que un masón dedica gran parte de su tiempo libre a formarse como tal, renunciando en muchas ocasiones a pasar más tiempo con la familia (aunque para ellos esa es la primera de las normas a seguir ; lo primero la familia).

Si bien se les podría tachar de personas influyentes o de ser selectivos a la hora de introducir nuevos miembros en las logias, esto queda en entredicho cuando nos damos cuenta a medida que avanza la serie que muchos de los miembros de la hermandad, son de origen humilde y que han logrado posicionarse donde están gracias a la meritocracia personal, no por influencias o por "enchufes".

Visto y reflexionado sobre los cinco episodios puedo decir que yo no me vería formando parte de unas de esas congregaciones, puesto que todo el tiempo que conlleva ser un buen masón, lo debes de renunciar de otras cosas de tu vida.
No veo muy práctico, estudiarse manuales o ceremonias para acceder a puestos dentro de la congregación. Tampoco veo práctico el dedicar tanto tiempo a cenas y convites. En mi caso, me quitaría tiempo de leer, investigar, visionar e incluso de escribir, así que no veo que fuese un lugar para mi.

Ahora bien, respeto completamente lo que hacen y como lo hacen, creo que no hacen daño a nadie y me ha gustado ver esta serie documental, ya que me ha llevado a conocer mucho mejor a una congregación que tenía interés por conocer (aunque sea superficialmente).
Dicho esto, recomiendo su visionado, en gran medida para desmitificar todas las cosas malas acerca de la masonería.

sábado, 12 de enero de 2019

MACARRONES CON TOMATE

Goize tras comer uno de nuestros platos con tomate.

Siempre he luchado por no estar gordo.
Quienes me conozcan dirán, no te esfuerzas lo más mínimo, pero sí, peleo a diario por no sobrepasarme en la ingesta alimenticia.
Con lo cual, libro mis pequeñas batallas con tal de que mi cuerpo no se acabe deformando y que mi salud no se resienta demasiado.

Ahora bien, tengo mentalidad de gordo. Eso es así. Estaría comiendo veinticuatro horas (si esto me fuese posible) y es más, comería aquellas cosas que me fascinan todos los días.

Durante los meses de noviembre y de diciembre he estado de co-productor en una película. También ejercí de director de producción, así que me tocaba armar las comidas o al menos llevar la coordinación en este aspecto.

Solíamos ir a restaurantes con menú del día. En otros rodajes me preocupaba por comer más o menos ligero o al menos tener un equilibrio para no sobrepasarme.

En esta ocasión no he hecho caso a mi raciocinio y la ansiedad ha sido la que se ha apoderado de mi saque.

No dudaba en tomar cocidos completos, pasta y normalmente una carne con patatas como segundo plato. El resultado, es desolador, creo que he engordado tras la película y las navidades, unos seis kilos aproximadamente (que a ver como me quito).
Y es que hay ocasiones nuestra mente es tan poderosa, que si nos dejamos arrastrar por la conciencia mala, podemos caer en un error tras otro.
En mi caso, como mi único vicio es la comida, pues en ese caigo.

Por otro lado, no soy de los que comen entre horas (en eso al menos gano).
Suelo hacer tres comidas al día, pero las hago bien.
Quizás, si midiese más estas tres ineludibles comidas y entre medias metiese algo de fruta (como he hecho antaño) la cosa iría mejor.

Desde hace un tiempo vivo con Goize. Disfrutamos mucho de los pequeños placeres, entre los que se encuentra, la comida.
También en diciembre estuvimos en Londres y no nos privamos de nada.
En mi caso, eso ha contribuido también a mi aumento de peso, en su caso, por el contrario, no sé donde narices lo ha metido, pero creo que no ha engordado nada.
Hay que decir también, que ella es una chica atlética y con genes que nada tienen que ver con el engordar. De hecho, todas las semanas se va varios días a bailar, con lo cual su cuerpo está acostumbrado a quemar toda la ingesta calórica que se precie.

En este 2019 a Goize le ha dado por cocinar .- Oye llevamos nueve días y ya he cocinado dos. - Me decía ilusionada.

Un día hizo una crema de verduras y otro día lentejas. Ambos platos sin chorizo ni aditivos (en el caso de las lentejas) y sin demasiada sal (en el caso de la crema).
Ciertamente se está convirtiendo en una cocinera de lujo.

Pero a lo que más recurrimos normalmente son a los platos sencillos y tradicionales.
He vuelto a vivir lo que es comer un arroz con huevo y tomate de brick. (Sólo nos falta el plátano frito para hacer un buen arroz a la cubana). Y saborear en ciertas ocasiones unos buenos macarrones con tomate.

Ayer variamos e hicimos espirales tricolor con tomate. ¡Dios mío que plato más sencillo y tan rico!
Comimos un plato cada uno y después dormimos la siesta.

Cuando me levanté fui directamente a la cocina y merendé / cené otro plato. Hasta arriba.
No os engañaba, tengo mentalidad de gordo.
Me arrepentí. - Tendría que haber comido algo más ligero.- Decía para mis adentros.
- Hay manzanas en la nevera.- Me volvía a culpabilizar.
Pero que os queréis que os diga, comerme esos macarrones fue de lo mejor del día.

viernes, 4 de enero de 2019

A GIRL IS A GUN

Está claro que los nuevos formatos y las nuevas plataformas han venido para quedarse.
Muchas son las propuestas que nos llegan por todas las vías.
Plataformas televisivas, en streaming o plataformas concebidas directamente para internet que hacen de la oferta, una basta cantidad de contenido para el cual no sé si tenemos tiempo a asimilar.

A mi, particularmente me gusta navegar de una a otra sin establecerme en ninguna, aunque sinceramente (al igual que otros muchos usuarios) la que más utilizo es Netflix.

Hace unos meses tuve la suerte de toparme con Black Pills, una plataforma de origen francés que abarca una innumerable lista de series de entre diez y doce minutos de duración por episodio.

Hay series de todo tipo, algunas en abierto y otras en cerrado.
La diferencia entre ambas es que el espectador paga un total de 1,99€ por la temporada completa de la serie que quiere ver de entre las que se encuentran en cerrado.
Un precio nada desdeñable si realmente nos interesa ver el contenido.

Hace unos meses acudí al "Marseille Web Fest" y vi por primera vez tres episodios de una serie de Black Pills. Se trataba de la australiana "Event Zero" y me pareció tener un acabado absolutamente sublime. Con lo cual mis expectativas con Black Pills, eran altas.

Y es que esta plataforma nace del mundo de las webseries, aunque no con ello quiere decir que estas tengan poca producción o baja calidad artística, sino que llevan consigo un amplio nivel de producción más propio del cine que el material malamente denominado como "material para internet".
Con esa premisa y con esa filosofía surge también la serie que hoy querría comentar "A girl is a gun".
Con aires tarantinescos (si esto se puede denominar así), la serie cuenta la historia de varias mujeres que deben de luchar contra un grupo de hombres que intentan imponer su "machismo" sobre ellas, quitándose con ellos un patriarcado, rancio y estúpido que las trata de menos por el mero hecho de ser mujeres.
Estas tres mujeres (que atienden a su nombre con apodos) Santa Fe, Nenúfar y Vegas son en un primer momento dadas por muertas, aunque en realidad son secuestradas por una guerrilla, para acabar con el patriarcado misógino que las somete.

Aunque argumentalmente está cogida con alfileres y con una estética de factor imitación, "A girl is a gun" tiene algún que otro momento reseñable que hace de su visionado un mero entretenimiento, ni más ni menos.
Sinceramente creo que sus creadores no pretendían otra cosa.

Como detalle (SPOILER) me gusta bastante el momento final con más mujeres guerreras, algunas de ellas en una pick up donde se sobrentiende que comienza una nueva revolución, la revolución de las mujeres está por llegar.

Curiosa también es la participación de la protagonista principal, Denise Richards quien fue una estrella en los noventa y en la que recae todo el peso interpretativo de la serie, (sin olvidar al resto de sus compañeras).
Nuevas, series, nuevas formas de ver el contenido. Esto no ha hecho nada más que empezar. 

jueves, 3 de enero de 2019

HAUNTED (AL BORDE DE LA REALIDAD) - TEMPORADA 1


Empezamos este 2019 (me suena hasta raro decirlo) comentando otra serie original Netflix. En este caso se trata de "Haunted", conocida en España como "Al Borde la de Realidad".

En un principio, parece que nos encontramos ante una serie aparentemente de terror pero nada más comenzar nos damos cuenta que se trata de una ficción documentalizada que dista mucho de ser realista.

No sé, si en muchas ocasiones son protagonistas reales o si por el contrario nos encontramos con actores que interpretan esos roles de los personajes reales.
Hay que decir que los personajes de las historias ficcionadas son una cosa, pero me refiero a los otros personajes, los que cuentan las historias con los que no empatizo en ningún momento.

Por si esto fuera poco, la calidad final del producto no es la esperada, puesto que quitando el primer episodio y los dos últimos, el resto son poco verosímiles a la par de tediosos a pesar de sus escasa duración.

Ciertamente, no me gusta criticar a mal nada de lo que veo (de hecho si veo algo que no me gusta prefiero no comentarlo) pero creo que en este caso es tan decepcionante que me he visto en la obligación de plasmarlo en estas líneas.

Por otro lado, la realización de las piezas es bastante justa, por no decir excesivamente sencilla, imitando en algunos casos a esos programas de asesinatos o bodas fatales donde los actores ni siquiera se creen lo que están haciendo.

Elementos a destacar, (como he citado con anterioridad) el penúltimo episodio, el cual, se aleja de las historias de fantasmas y nos cuenta el caso de una abducción.
En ese episodio si me puedo creer un poco más algunas cosas que pasan, a pesar de como digo, todo está muy teatralizado, incluso exagerado.

Sientiéndolo mucho, viendo el amplio abanico de opciones para ver en las diversas plataformas, esta serie no sería una de mis prioridades.