domingo, 9 de septiembre de 2018

ÉBANO

Me gusta leer todo tipo de libros. 
De un tiempo a esta parte me había fijado en el escritor polaco Ryszard Kapuscinski. 
Premio príncipe de Asturias de las letras, su obra, se caracteriza por ser novelas de corte ensayístico sobre diversos temas que para mi, poseen un cierto interés, puesto que habla sobre temáticas que a priori desconozco.

"Ébano" es la primera de sus novelas que cae en mis manos. En ella, encontramos a un Kapuscinski viajero, investigador, e involucrado con África y su cultura.
Dentro de la citada obra podemos encontrarnos con pasajes que nos hablan de las costumbres, leyendas o mitos de las diferentes poblaciones africanas, así como las desigualdades sociales o las maneras de vivir.

Como es bien sabido por todos, África es un continente de contrastes. Sabanas, desiertos, pobreza y riqueza se entremezclan, en un amalgama incomprensible para la gran mayoría de las personas que habitan en una sociedad occidentalizada y consumista.

Para los africanos, el mero hecho de existir y de vivir ya es un síntoma de alegría, sin embargo para nosotros, en ocasiones, es incluso un sacrilegio. El africano tiene otras cosas más importante por las que preocuparse. Si nosotros (por poner un ejemplo) tuviésemos que atravesar caminos abruptos o un desierto durante dos horas para conseguir agua, muy probablemente, nuestra perspectiva del mundo (y de la vida) variaría por completo.
Y es en ese apartado donde el escritor polaco nos sitúa, en la diferenciación de los contrastes, de las desigualdades y donde la vida de las personas vale en función del color de la piel.

Cuenta como en África, dependiendo tu status social vivirás en un edificio más alto o más bajo (las corrientes de aire en zonas elevadas son cotizadas) o como convivir a ras de suelo entre insectos y ratones es lo más común sino tienes recursos.

En ese aspecto Kapuscinski era uno más. Él no vivía en un lugar acomodado, en un lujoso hotel donde viese la vida en África desde la distancia. Él, vivía en esos cuchitriles donde los mosquitos y su inseparable malaria conviven en un día a día insostenible, atroz.
De hecho, la descripción de los síntomas de esa enfermedad puede que sea, uno de los pasajes más angustiosos de la novela, puesto que el escritor describe como la sufrió y cuáles eran sus síntomas, atrapándonos en una situación incómoda e incluso asfixiante.

Por otro lado, están los diversos personajes que se encuentra a su paso, un excéntrico español (originario de Valencia) que crea su circo particular, para llamar la atención de los africanos mediante un silbato y así lograr fotos memorables. Un tuareg, o un indigente que se hace su amigo tras darle varias limosnas.

En África nunca estás sólo, siempre puedes estar acompañado. Al igual que en el mundo occidental todo se mide por el interés, en eso si que puede que nos asemejemos. Quizás, sea ese instinto de supervivencia innato en el ser humano, quizás sea eso que nos une, aunque por propia moral deberíamos mirar a África, ese terreno yermo en terreno, pero floreciente de culturas (algunas de ellas aún viven prácticamente en la prehistoria) que deberíamos esforzarnos en conocer.

Kapuscinski me ha cautivado, conmovido, emocionado. Sin esperarlo, se ha convertido en uno de mis escritores de cabecera y no tardaré demasiado en leerme otra de sus novelas.
Además, el ensayo de corte periodístico es un género al que deberíamos de recurrir habitualmente como lectores, puesto que se aprende sin quererlo, a marchas forzadas y es que la inercia del conocimiento es así, silenciosa, llenándolos por dentro.

sábado, 1 de septiembre de 2018

PERDIDOS - TEMPORADA 2


Poca productividad la que estoy teniendo en el blog los últimos tiempos,  pero el verano (y su consecuente mes de agosto) ha hecho que no pudiese conectarme las veces que quisiera a la red para poder actualizar este mi pequeño espacio.

Eso sí, me ha dado tiempo a finalizar esta segunda temporada de "Perdidos" y avanzar bastante con la tercera y que pronto comentaré por aquí.
Uno de mis retos de este 2018 es el de igualar o superar las 50 entradas del pasado año, y sí, creo que lo conseguiré.

Ahora bien, metiéndome ya en la segunda temporada de la serie, tengo que decir que va in crescendo el nivel de interés y lo que pasa en la maldita isla.

Y es que, si algo tenemos que destacar de esta segunda temporada es el que es para mi el mejor episodio hasta la fecha, el número 7 titulado "The Other 48 days" donde vemos a los supervivientes de la cola del avión (SPOILER), sus pericias para poder sobrevivir y la llegada con el resto de pasajeros.

Los cambios de punto de vista, el mostrarnos lo que no hemos visto y como la incertidumbre de quien de "los otros", puede estar infiltrado entre los pasajeros sin levantar sospechas es absolutamente memorable.
Ahora bien, conocemos a otros personajes como Mr. Eko un sacerdote con un turbulento pasado y a Ana Luzia Cortez una policía con un carisma especial.  (Interpretada magistralmente por Michelle Rodriguez)

Momentos increíbles también con la conexión entre los personajes.
Nos damos cuenta de la relevancia de dos de ellos, el Dr. Christian Shepard (padre de Jack) y Desmond Hume quienes tendrán mayor importancia a mediada que vayamos conociendo más el pasado y el presente de los protagonistas de la historia.

Y es que esa segunda temporada de "Perdidos" termina  (SPOILER) con la captura inesperada de Jack, Kate y Sawyer por parte de "los otros" y la huída de un Michael que ha sido capaz de matar a dos de los suyos para obtener su libertad y la de su hijo.

Y es que lo que había debajo de la escotilla y lo que ha sucedido a posteriori da mucho juego.

domingo, 5 de agosto de 2018

PERDIDOS - TEMPORADA 1

Llego tarde a hacer esta entrada. Llego tarde, porque han pasado catorce años desde la emisión del primer episodio de esta serie y han pasado la friolera de ocho años desde la emisión del último.

Llego tarde, también, porque ya llevo muy avanzada la segunda temporada, voy por el episodio catorce de veintitrés y es que me ha sucedido lo que todo el mundo me decía, esta serie engancha.
A mi, particularmente me pilló en aquellos albores de internet donde todo el mundo comenzaba a descargarse cosas de manera ilegal y yo no me enteraba prácticamente de nada.

Como comenté algunos post atrás me gustaría que a lo largo de este 2018, además de continuar con las series que ya había empezado a ver, me gustaría ver otras desde el inicio por así decirlo "míticas" que nunca he visto.
En mi lista estaban "The Wire", "The Killing" y la que hoy voy a empezar a comentar, "Perdidos", también conocida por el fandom como "Lost".

Recuerdo que en su emisión en España, TVE la solía situar en la sobremesa, y alguna que otra tarde cuando me quedaba a comer en casa de mi abuela me quedé absorto viéndola.
Concretamente, el episodio (SPOILER) que me marcó fue en el que John Locke vuelve a caminar tras el accidente, produciéndose así, un milagro.
Pensé para mi, esto es buenísimo. No me equivocaba. ¿Cuánto ha pasado de aquello? ¿Dieciséis años? Y ahora, que lo he vuelto a ver con la perspectiva del tiempo, puedo decir que cuando algo es bueno, es bueno de verdad y esta serie para mi lo es.

Es complicado, a su vez, poder mantener la tensión y la atención con temporadas tan largas sin introducir elementos que hagan de esta serie algo más llevadero.

1. La inclusión constante de personajes nuevos a medida que avanzan los episodios. 

2. Los flashback continuados de la vida de los distintos protagonisas. 

Esto dos elementos juegan un papel esencial y estructural con una construcción de tramas y subtramas propias de una ingeniería de guión, donde Damon Lindelof tiene bastante que ver. También J. J. Abrams (no le quitemos méritos) como creador.
Pero el engranaje a la hora de construir la historia me parece fascinante, a nivel de guión, que en realidad es lo que importa.



Buena táctica es el hacer que muchos de los personajes mientan, que miren por sus intereses y que nunca sepamos de que pié cojean.
El amalgama cultural, las subtramas derivadas donde algunos de los personajes jamás hubiesen tenido relación sino fuese por el accidente de avión, es cuanto menos digno de estudio.

Ahora bien,  ¿Qué es el humo negro? ¿Por qué desaparecen personajes sin dejar ni rastro? ¿Qué habrá bajo la escotilla?

Quien lo sabe, lo único que debemos saber es que la cosa no termina aquí.

jueves, 26 de julio de 2018

EL MÓVIL vs EL AUTOR

Hace tiempo que quería escribir esta entrada, pero el día a día me consume y nunca encuentro un hueco para publicar.
Alcanzar las 50 publicaciones en un año no me parece un objetivo demasiado alto, así que hay que echarle ganas y aunque algo no nos apetezca hacer del todo hay sacar energías para hacerlo.

Eso es lo que le pasa un poco al protagonista de "El Autor" y de "El Móvil" (la novela breve de Javier Cercas en la que se basa), Álvaro, un escritor que se queda bloqueado y que intenta sacar lo mejor de si mismo para otorgar a los personajes una entidad y una personalidad que actualmente no tienen o nos es capaz de atribuirles.
Así que finalmente decide contar la vida que le rodea, en este caso, su comunidad de vecinos.

Ahora bien, tras leer la novela breve de Cercas (mi escritor español favorito) y ver la película de Martín Cuenca, puedo decir que los elementos introducidos por el director almeriense enriquecen en gran medida el material original.

Ese taller de escritura a donde Álvaro acude o esas secuencias sacadas de la manga, donde Javier Gutiérrez demuestra una vez más que puede hacer lo que le da la gana, engrandecen un texto literario no exento de complejidad.

Si bien una vez leído (y vista la película) el argumento tiene cierto paralelismo con "En la casa" de Juan Mayorga (llevado al cine también con maestría por François Ozon), no echo de menos un entorno más convencional o por así decirlo, más de "gran urbe" como puede ser Madrid.
Llevar la historia a Andalucía me parece otro de los aciertos de esta adaptación.

Hice el experimento con Carpintero, de leer y ver esta historia y buscar la comparativas; y ambos encontramos quizás un único defecto, que a pesar de estar muy bien llevado en ambos casos, quizás el final es un tanto atropellado y pasa todo de repente.


Pero ¿quién no es imperfecto en sus primeros trabajos? Este es uno de los primeros de Cercas y ha servido para contar una gran historia, que además, ha sido llevada al cine, con un cariño extremo y con una propuesta audiovisual envidiable ¿se puede pedir más?

Ahora bien, centrémonos también en aspectos técnicos. Sobretodo, en la fotografía.
Pau Esteve Birba logra crear un atmósfera de calor sevillano dándonos la sensación de estar empapados de sudor
en cada instante, en cada segundo.

Utilización de amarillos, blancos, minimalismo extremo, soberbio.

sábado, 7 de julio de 2018

ASH VS EVIL DEAD - TEMPORADA 2


No he podido resistirme demasiado. Tenía que ver lo que sucedía en esta segunda temporada de "Ash vs Evil Dead" cuanto antes.
La primera terminaba no especialmente bien, puesto que en un acto de egoísmo Ash, dejaba este mundo en manos de Ruby Knowby y sus "hijos" (por así decirlo), sembrando el caos y la destrucción.

Y es que este peculiar antihéroe vive ahora de fiesta en fiesta y rodeado de sus amigos (o de gentes) que quieren aprovecharse de su fama y de lugar paradisiaco de descanso.
Todo cambiará, cuando Ruby, vuelva diciendo que las cosas no van ya tan bien.

Al igual que la primera temporada de esta peculiar serie, "Ash vs Evil Dead" vuelve con grandes dosis de humor, gore y running gags constantes que hacen que cada episodio (rozando los 25 minutos) se nos hagan cortos, pensando en como ver el siguiente sin detenernos en el camino.

Bruce Campbell es de nuevo el mago de todo ese circo. Memorables son los momentos con su padre. Un engreído estadounidense, que al igual que a él, al le gustan las mujeres y el alcohol.
En la turbia relación padre - hijo, ambos se reprochan, se dicen de todo, pero en el fondo se quieren.


Brock Williams, el padre de Ash, en el fondo siente desprecio hacia su hijo puesto que este es conocido como "Ash el tajos" debido a los acontecimientos sucedidos en la cabaña hace más de treinta años, donde su vástago fue acusado de unas horribles muertes, incluida la de su novia. 
Algo que hace (entre otras cosas) que en el pueblo donde residen, su familia, sea vista de lado, casi con desprecio.

En uno de los episodios, hay un momento determinado, en el que Brock, sufre en sus carnes la lucha encarnizada con una poseída. Esto hará que Ash los liquide y que por fin obtenga las bendiciones de su padre.
(SPOILER), lo peor de esto es que el bueno de Williams senior, no disfrutará mucho de este momento al morir atropellado (momentazo de la serie en general).

Y es que también Pablo y Kelly, los compañeros de fatigas de Ash en esta serie, siguen siendo "culpables" (por así decirlo) de que la cosa fluya tan bien dentro de esta temporada.
Muchos de los buenos momentos de esta segunda parte son de ellos.
Por un lado la posesión de Pablo, es uno de los ejes principales de la trama en toda la temporada y Kelly, con su afán guerrero se convierte en la heroína de esta fiesta no exenta de golpes y muertes por igual.

Especial mención a los dos últimos episodios de la temporada, con (SPOILER) un flashback a la película original y con unos FX de sala muy propios de la época que como fan del cine de terror de los 70, 80 y 90 son por así decirlo, en mi debilidad.

Esperando a ver la tercera temporada, que por desgracia será la última. Pero no pasa nada, seguro que en pocos años alguien vuelve a abrir el Necreonomicón y volveremos a tener lío.



viernes, 6 de julio de 2018

100.000 KILÓMETROS TRAS LOS OVNIS

Siempre me ha llamado la atención J.J. Benítez.
En mi casa, siempre han formado parte de nuestra biblioteca sus novelas tanto de las investigaciones del fenómeno OVNI, así como sus indagaciones sobre otros misterios o la popular saga "Caballo de Troya".

Este "100.000 Kilómetros tras los Ovnis" que nos ocupa hoy estaba en mi casa familiar en dos formatos, uno de tapa dura y este de bolsillo que aquí os muestro.
Como ya he comentado con anterioridad, soy fan absoluto de los libros de pequeño formato puesto que los puedo llevar a cualquier sitio sin preocuparme demasiado de lo que me ocupen.

En este libro de investigación, J. J. Benítez nos hace un acercamiento al fenómeno OVNI durante una época muy determinada, finales de los años setenta, donde tanto en la península ibérica como en otros puntos del mundo estos avistamientos se produjeron de forma masiva.

El investigador no duda en ir de Perú a Bilbao, a Canarias o a mi amada Asturias con tal de buscar una respuesta a unos fenómenos poco comunes.
Ahora bien, quienes ven dichos objetos voladores no identificados, no son chalados o gente con afán de protagonismo.
Pilotos, militares, profesores, todos son testigos de ver estos extraños aparatos.
Y ahora viene otra pregunta que muchos no son capaces de responder ¿quienes los pilotan? ¿Quienes son los que nos visitan?
Y sobre este supuesto también nos habla esta novela de corte periodístico. Incluso, hasta un sacerdote no descarta que exista vida en otros planetas y es que, si hay vida en este mundo ¿por qué no la habrá en otro?
Estos extraterrestres ¿son también hijos de Dios? Puede ser, o quizás no, pero si esos seres que nos visitaban en antaño no eran dioses sino seres de otros mundos más avanzados tecnológicamente.

Pongamos otro supuesto, ¿y si esos seres no provienen de otros mundos sino de universos paralelos? Esta respuesta también se plantea en esta novela, al igual que la creación de las pirámides o la forma de los dichos objetos no identificados.

Aunque algunas de las conversaciones (que conforman el libro) se quedan casi en anécdota, si puedo decir que el libro me ha parecido realmente interesante y muy probablemente lea más textos de Benítez, el cual es un escritor prolífico a la par de interesante.

Ahora bien, ¿estamos solos en el universo? Probablemente, algún día lo sabremos.

domingo, 24 de junio de 2018

THE MARVELOUS MRS. MAISEL - TEMPORADA 1

Me gusta que me recomienden series y películas. Recuerdo cuando estudiaba cine que teníamos un listado de películas para ver (y de las cuales aprendí mucho); pero de lo que aprendías (en algunas ocasiones) era de las recomendaciones de tus compañeros.

Vir, me recomendó "The Marvelous Mrs. Maisel" y no dudé en ponerme manos a la obra.
Una serie de época muy bien interpretada y donde Rachel Brosnahan ya desde el episodio uno pone las cartas sobre la mesa y dice - ¡Aquí estoy!

Y señoras y señores, vaya si está. Desde ese episodio ya gana el Globo de oro por el cual la premiaron a Mejor Actriz de Comedia en Serie de Televisión. Reconocimiento más que merecido.

En esta serie todo fluye y por supuesto la historia está a favor de la causa.
Un matrimonio judío en crisis.
Él quiere triunfar como monologuista saliendo de la rutina en un trabajo en una oficina.
Ella, una ama de casa conformista pero que aún no conoce realmente su potencial.

La cosa cambia por completo cuando el marido mantiene una relación extramatrimonial con su secretaria, lo que provoca la separación de la pareja.
Esto no desestabilizará sólo a ellos, sino también a sus respectivos padres. Familias trabajadoras de origen judío que no asumen dicha desunión.

La que peor lo lleva es la familia de ella y es que cara la galería quieren seguir aparentando que todo va bien.
Aunque esta historia da otro giro, cuando improvisadamente Mrs. Maisel realiza un monólogo estando borracha, siendo este un éxito involuntario.
Esto llamará la atención de la encargada del local que no durará en representarla, o al menos, intentarlo.

Producto fabricado por Amazon (y que como he citado con anterioridad) ha tenido un éxito rotundo de crítica y público, algo que a día de hoy cada vez es más difícil.

Un guión sublime, unas interpretaciones muy bien cuidadas y una estética en modo y forma casi perfecta son  los ingredientes perfectos para atraer al espectador.

A mi me ha enganchado y eso que no suelo ver (a día de hoy) muchas series de comedia. Por supuesto que no será la última, tampoco dejaré de ver esta "The Marvelous Mrs. Maisel".

Os la recomiendo fervientemente.