domingo, 8 de octubre de 2017

HANNIBAL - TEMPORADA 1

Creo que era un poco reacio a entrar en el universo de "Hannibal", pero sabía que era una de esas series que tenía que ver.

Si bien no podemos dejar de tener presente a "El Silencio de los corderos" ("The Silent of the lambs" - Johathan Demme (1991)) con sus consecuentes secuelas y spin offs basados en las populares novelas de Thomas Harris, he de reconocer que a pesar de tener un pulso lento, pausado y un tanto monótono, esta adaptación televisiva me ha convencido.

El peso recae en tres personajes, el de Hannibal Lecter (interpretado por un solvente Mads Mikkelsen), Jack , un agente del FBI (interpretado por Laurence Fishburne) y Will un colaborador de los agentes federales que tiene la capacidad de la videncia para recrear los crímenes que éstos investigan (interpretado por Hugh Dancy).

Si bien Lecter es visto en esta revisión de "El dragón rojo" como un psicólogo que siente atracción hacia pacientes peligrosos, sus antagonistas comienzan a caer en una espiral de autodestrucción que sin que sea demostrado (aún) tiene que ver con este. Porque Hannibal tiene una capacidad especial para manejar las situaciones a su antojo.

Entre los elementos a destacar en la serie, me gustaría resaltar la actualización del contexto histórico de la misma, ya que podemos ver desde una reportera que aporrea con sus crónicas mordaces publicando en un blog, hasta problemas maritales como los de Jack; presentes al inicio de la temporada (y que por desgracia) se van diluyendo a medida que avanza la misma.

Jack está absorto en su trabajo y ha descuidado lo que realmente era importante para su esposa <formar una familia>.
Ahora es Jack quien siente esa necesidad. De hecho, hay un momento determinado en el que le dice a ella que ya está preparado y su mujer le recrimina que ya es tarde para eso. (Ambos personajes superan los cincuenta años de edad).
Con lo cual nos encontramos aquí ante un dilema, el de la existencia de los seres humanos actuales. La prioridad de crecer profesionalmente antes que formar una familia. Para muchos un dilema que no son capaces de afrontar. En este caso Jack, incluso no es capaz de ser valiente de decirle a su esposa lo que siente, lo que realmente necesita, así que saca el momento mientras cenan ...Error.


Por otro lado tenemos a Will que cada vez vive más encerrado en si mismo (SPOILER); en un momento determinado de la temporada no sabe si lo que está viviendo es real o no. Tiene alucinaciones, padece, no recuerda que ha hecho y que no...
Busca a un asesino, a un imitador, cree estar en la cabeza de este,  pero en realidad no está. Va perdiendo la capacidad de videncia, su cerebro le va explotar, se despierta con las manos llenas de sangre, vomita una oreja, no sabe como hacer para recuperar la consciencia.

Mientras, Hannibal, intenta no ser descubierto.
Sin duda, como espectadores en todo momento, sabemos más que los protagonistas de la serie. No nos cabe duda que "el imitador" no es otro que Lecter y que está manipulando a su antojo a Will para hacerle parecer culpable.

De hecho (SPOILER) al final de esta temporada Will será detenido como único culpable y hasta el momento sospechoso.

Me inquietan acontecimientos que están presentes en la serie como son los vinculados a la actuación de nuestro cerebro y como este nos puede hacer jugadas de las que ni siquiera somos conscientes.
Fascinante me parece el diagnóstico de Lecter y como es capaz de detectar el problema de Will (o como hace creer al resto que este es culpable), con la simple idea de hacerle dibujar un reloj.


Will, llegado un momento no es capaz de dibujar un reloj con todas las horas en un círculo. Él cree verlo bien, pero en realidad, todos los números están fuera de este. Su percepción del espacio y el tiempo es diferente, lo que le hace parecer (al menos) un demente.

Y es que esta primera temporada termina por todo lo alto. Sabemos quien es el culpable. Pero los personajes aún están buscando respuestas.
También es interesante que Hannibal vaya a otro psicólogo, a psiconalizarse, a contar sus miedos, sus problemas, dando así un aspecto de vulnerabilidad que en realidad no tiene. Ahí denotamos una vez más su inteligencia.

Otro elemento a destacar (creo que acertado) no hemos visto aún a Hannibal comerse a alguien como esperábamos. Así que el horizonte de expectativas ahí sigue y muy alto, por cierto.
He comenzado la siguiente temporada (de momento MUY BIEN).
Estoy con ganas de más.

viernes, 6 de octubre de 2017

AHORA MIRO HACIA ABAJO

Los pequeños "Ripley y Wicket".
Ahora miro hacia abajo. Cuando estoy en casa, cuando salgo a la calle e incluso mi forma de ver el mundo es de abajo hacia arriba.

Desde finales de agosto tengo dos perritos Carlino o Pug (como se les quiera llamar); y desde inicios de septiembre una gatita persa exótico.

Mi novia y yo hemos pasado de no tener ninguna mascota a un torbellino de responsabilidades, y la verdad, es que estamos muy contentos.
Te inunda la felicidad cuando un pequeño animal se alegra cuando te ve, cuando le sacas o le das de comer, eso es más reconfortante que muchas otras cosas en la vida.

Los pobrecillos, han estado enfermos por resfriado y el ver como se van curando, les sacas adelante y poco a poco crecen y tienen mayor vitalidad me hace sentir mejor persona y por consiguiente, más feliz.

Aunque no sólo nosotros somos los que salimos ganando, ellos también. Tienen un hogar, una buena alimentación y una familia que les quiere.
Lo único que les hace diferentes a nosotros, es que ellos no nos eligen. Les da igual que seamos más guapos, más feos, más altos o más delgados, mientras les des cariño (que es lo único que quieren), ellos te lo agradecerán eternamente (y otra cosa no, pero en esta familia están bien atendidos).

No es porque sean mis perros, pero sí os puedo decir que son dos cachorros que llaman la atención de lo guapos que son.
Todos los días la gente que me cruzo se para a jugar con ellos y me preguntan sus nombres. Ellos, por su lado, responden con juegos y lametones.

El otro día, sin ir más lejos, me senté en un banco que había en la entrada de un Carrefour mientras mi novia hacía la compra.
Un chico de uno de unos ocho o nueve años más joven que yo se sentó a mi lado.
A los pocos segundos se fijó en los perros.

- ¡Qué bonitos son! ¿Puedo tocarlos?

- Por supuesto. - Le respondí.

Este fue el primer síntoma de educación que vi por su parte, (cosa que me alegró) ya que en muchas otras ocasiones, la gente va directa a jugar con los perros y ni pregunta.

- ¿Te importaría que les hiciese una foto?

- Adelante, le respondí.

- Es que viene mi novia y a ella le encantan los perros. Le voy a decir .- Ven rápido, ¡hay cachorros!

Ambos reímos. En ese momento me di cuenta que era extranjero, muy probablemente inglés.

- ¿Son macho y hembra?

- Sí, este es el macho y esta es la hembra.

- Yo he tenido hembras, siempre son más revoltosas.

- Pues sí, tienes razón, son más revoltosas. También tengo una Bulldog Francés y no para. (Este perro está actualmente con mi madre).

- ¿Cómo se llaman?

- Ripley y Wicket.

- Ahhhh a ella le gusta "Alien"y él ¿Wicket, has dicho?

- Sí, Wicket como el Ewok de "Star Wars", de "El Retorno del Jedi".

- Ahhhhhhhh el Ewok. He pensado que la chica se llamaría "Wicket" por la segunda parte de la novela de "El Mago de Oz". Va en relación con la bruja y se llama "Wicket", por eso me ha sonado a femenino.

- Pues no.

- Ya veo. ¿Te gustan las películas y las series?

- Sí, bastante.

- ¿Has visto "Alien Covenant"?

- No. - Le respondí. (Por dentro me estaba muriendo, porque es una película que me hubiese gustado verla en pantalla grande y por timings me la perdí).

- No te digo nada entonces, pero me gustó, sí me gustó. Me gusta este universo que tiene relación con "Prometheus", es muy interesante.

- La verdad es que a mi también me gustó "Prometheus".

Nuestra conversación continuó al menos durante vente minutos, hablamos de cine, de series y de literatura.
El chico me confesó que lo que más hacía era leer y debido a su aspecto de gafas, delgado y de carácter introvertido pero afable, me lo creí.
Descubrí que le gustaba Philip K. Dick y la literatura de ciencia ficción, también Paul Thomas Anderson, yo le hablé de Werner Herzog y de un par de pelis que él no había visto y que anotó en su teléfono móvil.

Finalmente su novia llegó. Venía con unas flores que encontró en algún rincón (parecían lavanda) y se las dio al chico. Se besaron.
Rápidamente la chica centró su atención en los perros, se los presenté y nos despedimos.

- Por cierto ¿cómo te llamas? .- Me preguntó el chico.

- Kiko  y tú.- Le respondí.

- Michael. Ha sido un placer hablar contigo Kiko.

- Para mi también.

- Nos vamos a cenar, hasta otra.

- Hasta otra.

Michael y su novia se fueron. Yo les seguí con la mirada.
A continuación miré a mis animales. Otra vez hacia abajo. Sino hubiese sido por ellos, quizás nunca hubiese tenido aquella larga y grata conversación con aquel desconocido.
Me alegré, esos dos Carlinos me volvieron a levantar otra sonrisa.

sábado, 30 de septiembre de 2017

UN NUEVO BAR PARA DESAYUNAR

Como he comentado días atrás, me he vuelto a mudar a mi antiguo barrio. La verdad que me siento cómodo aquí, tengo todos los servicios que necesito y además me resulta una zona confortable y familiar.

He vuelto a ir a los bares que me gustaba ir a desayunar. Hay uno al que iba habitualmente pero al que ya no voy a volver por razones que me quiero reservar.

Así que decidí hacer ruta y volver a sitios donde solía ir con anterioridad.
El primero de ellos era un bar pegado a mi antigua vivienda. Los dueños han cambiado y la verdad el tamaño de la barrita con tomate (muy pequeño) me deja con hambre. El otro día, sin ir más lejos, tuve que pedir otra ración de lo ridículo que fue la anterior.

Tanteé varios lugares donde poder desayunar. Unos por precio y otros por la cantidad / calidad del producto los fui descartando.
Pero había un sitio que siempre veía de camino y me daba buena espina, así que decidí parar.
La verdad es que acerté.

Buen producto, lugar limpio y de ambiente agradable.

Es la típica cafetería de barrio donde sus parroquianos interactúan con Santi, un camarero que no sé aún si es ruso o rumano que tiene conversación de todo y para todos.  Que se dirige a los clientes de la siguiente manera:

- ¡A ver soldado, aquí tienes la tortilla!

O por el contrario cambia de profesión para dirigirse a los parroquianos.

- ¿Qué desea doctor?

La gente se lo toma con buen humor y Santi les responde con una sonrisa.
También me he dado cuenta que le gustan las películas de terror. Hace unos días sin ir más lejos le escuché

- ¡Vamos hacia la luz!, ¡Hacia la luz!

Mientras se reía.

Mismamente ayer me vio funcionar con el móvil y no sé por qué me empezó a contar que de pequeño miraba debajo de la cama por si había algún monstruo.

- Como en las películas de miedo.- Me volvió a decir.

Junto con Santi hay una camarera que me atrevería a decir que es cubana o dominicana muy trabajadora y con muy buen sentido del humor.
Ella es menos comunicativa pero también es agradable en su trato hacia los clientes.

Eso sí, a Santi no se le escapa una.
Ahora mismo se dedica a mirar todos los billetes de 20€ , porque al parecer, el programa de Pablo Motos regala 12.000€ a la persona que entregue un billete con un determinado número de serie.

- Cuando encuentre el billete ya veréis. Voy a salir en la tele y voy a montar mi propio negocio. ¡Espérame Pablito que voy!

Dice Santi con entusiasmo.

En ese momento me di cuenta de su ingenuidad, puesto que con 12.000€ poco negocio se puede montar relacionado con la hostelería.
Aunque igual, Santi no tiene ningún tipo de carga familiar y es un gran ahorrador y esos 12.000€ sea el pico que necesita para montar su propio bar.

Ojalá así sea. Respecto a lo de sus ahorros, evidentemente no le he preguntado por eso.

domingo, 17 de septiembre de 2017

IKEARIZADOS

El IKEA de Alcorcón.

Nos hemos "asuecado" (aunque no sé si está bien empleado este término), eso es así.

Hace unos años IKEA llegó a nuestras vidas causando una revolución. Muebles y complementos para todo el hogar (muchos decían que de dudosa calidad) que rápidamente llenaron nuestras casas y con ellos nuestras vidas.

Escobillas, cubiertos, platos, perchas, percheros, felpudos y así hasta todo lo que uno se podía imaginar.
También, causaron furor los perritos calientes en los restaurantes de sus establecimientos que variaban desde los 0,50€ hasta el 1,5€ dependiendo el contenido del mismo.
Así que sino vas a IKEA a comprar, igual es un buen sitio para merendar a bajo coste y tener a los niños un rato entretenidos.
Mueble con nombre sueco.

Ahora todos conocemos las estanterías Billy, los espejos Staven o la gama Henmes de cómodas.
En cada una de nuestras casas no suele faltar de nada y todos estamos contentos con lo que la empresa sueca nos ofrece para mejorar nuestras vidas.

Recuerdo que en el colegio, en la asignatura de economía, estudiamos el conocido como "Caso IKEA". Este consistía en que los directivos de la compañía tenían un salario base que nunca aumentaba y cada vez que se desplazaban por motivos laborales nunca iban a hoteles de más de tres estrellas.

Eran conscientes del producto que tenían y de como debían de dar ejemplo al resto de empleados. Ese es el éxito de una empresa, mirar en pro del producto por encima del beneficio propio y ellos lo han entendido bien.

Y es que al igual que la empresa alemana Wolkswagen que nos hizo aprender a la fuerza, en alemán, su lema "Das auto" (que sustituyeron tras el escándalo de las emisiones de CO2) los encargados de marketing de IKEA han hecho lo mismo (en castellano), pero apelando al sentimiento español de república aplicando el "bienvenido a la república independiente de mi casa" haciendo de esa empresa un slogan plenamente reconocible.

Libros de autores suecos.

Pero es que los suecos no dan puntada sin hilo y todos los muebles de esta compañía tienen nombres en su idioma, hay banderas de su país por todos los rincones de su establecimiento... y no sólo eso, si te fijas en las estanterías que están de exposición puedes ver novelas de autores suecos por todos los lados, haciendo por así decirlo, "patria".

¿Y es que os imagináis que en los establecimientos del grupo Inditex estuviesen colocadas por todos los lados novelas españolas?

Siendo como es este país dirían que es fascismo o peor aún, dirían que leer es de perroflautas. Vete tú a saber.
Me gustaría poner en uno de esos locales de la compañía de Amancio Ortega, una novela de Benito Pérez Galdós o Pérez Reverte como elemento decorativo ¿qué pasaría? Sería un buen experimento.

Pero IKEA ha hecho también su zona de restaurante algo carismático (algo que he comentado al inicio de este post). El otro día sin ir más lejos probé uno de sus platos estrella "El codillo".

Tras esperar una cola de más de vente minutos pude degustar uno de los platos estrella de esta compañía y francamente, me gustó.

La muestra de que "el Codillo" me entró MUY BIEN.

Con todo esto quiero decir, que si creo que IKEA haya mejorado nuestra calidad de vida, además, gracias a ellos podemos tener nuestras casas amuebladas a un precio asequible ¿quién podría decir eso años?
Bien por los suecos.

El interior de una libro de IKEA con una ilustración "Hipster".

sábado, 16 de septiembre de 2017

CRISIS IN SIX SCENES

Amazon se lanza a producir contenido audiovisual. Estos nuevos tiempos que nos están tocando vivir me apasionan.
Tanto contenido de aquí para allá, tantas buenas historias que saltan de una plataforma a otra, que para nosotros, los narradores de historias nos hace pensar que sí, definitivamente podemos vivir de esto.

Woody Allen no ha podido desaprovechar la ocasión y gracias a la propuesta que de Amazon le lanzó nos presenta "Crisis in Six Scenes"; una comedia ambientada en los años sesenta al más puro estilo del director Newyorkino.

Una pareja de jubilados acogen en su hogar al hijo de unos amigos que parece tener la vida encauzada.
Mantiene una relación con su bella novia, ha terminado una carrera de económicas y entre sus planes inmediatos está el casarse y formar una familia.
Mientras, la pareja de jubilados sigue con su incombustible vida. Ella aún atiende a pacientes en su clínica psicológica y él, por el contrario, intenta vender series de televisión a las distintas cadenas.

Todo cambia en este peculiar entorno familiar, (SPOILER) cuando repentinamente, una noche aparece sin avisar (y colándose en sus casa) la hija de unos conocidos de la mujer que se ha convertido en una activista radical prófuga de la justicia.

La joven, vehemente e intensa poco a poco absorbe en su pensamiento y radicalización a todos los que le rodean, la mujer, el joven que vive en casa con el matrimonio, e incluso al grupo de lectura que semanalmente se reúne para comentar diferentes novelas.
Las ancianas de esta peculiar congrgación pasan de leer a Kafka a la doctrina de Mao en cuestión de semanas.

Y es que este "Crisis in Six Scenes" es un resumen de lo que ha sido su obra en todos éstos años. Vemos un personaje hipocondriaco (interpretado por Allen), una mujer de elevada edad queriendo vivir nuevas experiencias (interpretada magistralmente por Elaine May), un joven con una vida convencional que con la llegada de un agente externo hace que su vida pegue un giro (interpretado por John Magaro) y una chica bella que lo cree saber todo y que vuelve loco de amor a quien la rodea (interpretada por Miley Cyrus).

Allen es fiel a sus principios, a sus convicciones, al humor absurdo, a los diálogos ingeniosos... y es que da igual que esos textos dilapidadores los lance él o Larry David, lo importante es el guión y el contexto histórico donde se desarrolle la acción.

En esta ocasión nos situamos en los años sesenta del pasado Siglo XX. Con la guerra de Vietnam de telón de fondo, las protestas por ese conflicto bélico, los panteras negras y las opiniones de una generación que vivió un conflicto anterior. Todo muy bien conformado y que funciona como un tiro.

Memorable es a su vez momento casi final con todos los personajes apareciendo en la casa. De hecho, cuando una vez más llaman al timbre y dice la mujer .- ¿Quién será ahora?
- ¿Como no sean los Hermanos Marx? ; responde Allen.
Ahí nos damos cuenta una vez más de los referentes del cineasta estadounidense y es que otra cosa no, pero Woody Allen es un amante del cine, y nosotros somos amantes de él.


jueves, 14 de septiembre de 2017

LA TORMENTA DEL SIGLO

La edición que leí del guión.
Leí "La Tormenta del Siglo" en mi época de instituto que duró sólo un año. Únicamente un año porque sólo fui al instituto (previamente siempre había ido al colegio)  el último año a cursar unas asignaturas por las que tuve que repetir curso.

Debido a la cantidad de horas que me pasaba sin tener clase dedicaba gran parte de mi tiempo a leer.
La biblioteca era mi lugar favorito para pasar las horas. Creo que fue entonces cuando empecé a leer al nivel que leo ahora. Un libro tras otro y pensando en el siguiente y en el siguiente.

Pero no supe que "La Tormenta del Siglo" no era un libro al uso, sino que era un guión cinematográfico hasta que lo abrí. Creo que fue le primer guión que leí al completo.
Me pasé horas leyendo aquel texto enorme que luego conformaría la mini-serie dirigida por Craig R. Baxley.

Ciertamente me pareció algo pesado y que no acababa de concretar la trama y que en cierta medida se iba por las ramas. Acabé desencantado y el final no me entusiasmó.
De aquello han pasado trece años. Ese periodo de tiempo es suficiente para que la perspectiva del tiempo cambie y con ello nuestras aficiones.
Lo que no a cambiado es mi gusto por Stephen King. Así que en mi propósito de leer toda la obra de este autor no va a cambiar, al igual, que también está presente entre mis propósitos ver todas las adaptaciones de sus novelas y relatos.

Un VHS idéntico al mío.

Hace unos días decidí ver "La Tormenta del Siglo". Desde hacía años la tenía en VHS pero nunca saqué tiempo nada más que para ver los primeros cuarenta minutos. Así que decidí volver a empezar y verla
desde el principio en formato digital.

Al igual que la sensación que me dio al leer el guión previo, me daba la impresión que la acción, o lo podría resultar más interesante tardaba en suceder pero una vez vista la serie ya empiezo a encontrar un significado a eso.

Ya metiéndonos un poco en contexto, y más concretamente en los personajes, el malvado Andre Linoge puede recordar al malvado Leland Gaunt de "La Tienda" (un personaje sabe todo acerca de todos los otros que lo rodean) y otros elementos como televisiones que hablan a los personajes puede recordar por momentos a otra de las novelas más memorables de King "It" (de la cual ya he hablado de su nueva adaptación).

Y es que el citado Linoge aparece repentinamente en una pequeña isla del estado de Maine provocando muerte y poniendo un ultimátum a los habitantes de la misma. - Dadme lo que quiero y me marcharé.

Esto pone en vilo a los miembros de la comunidad de Little Tall que no saben como reaccionar. Y es que Linoge aunque de apariencia joven ya es un anciano que busca a quien otorgar su legado (SPOILER).

Es entonces cuando el malvado personaje (que entre otros atributos es capaz de controlar todo con su mente) hace que varios de los niños queden en trance y sean los habitantes del pueblo quienes decidan si le entregarán a Linoge lo que pide.

El malvado Andre Linoge.
Como era de esperar de King esta historia no termina bien y Linoge acaba llevándose lo que quiere, un niño a quien entregar su legado.

Ciertamente la mini-serie me ha gustado. Hay momentos de altibajos, como tantas otras cosas en la vida, pero pese a ello, puedo decir que no ha envejecido nada mal y recomiendo su visionado.

Habría que aprovechar la ocasión y leerse el guión que aún podemos comprar en librerías.

lunes, 11 de septiembre de 2017

"IT" (2017)

Estoy obsesionado con Stephen King. Obsesionado, quizás suena muy Stalker. Puede decirse que estoy sumergido de pleno en su universo y en su forma de ver el mundo.

Desde hace años estoy enganchado a "La Torre Oscura". Ya voy camino de terminar. De hecho estoy preparando una entrada inmensa hablando sobre los libros, la película, lo que me ha influido y los momentos de mi vida en los que he estado metido en esa historia.

Además, en esta recta final del año he decidido crear tres nuevas pestañas en cuanto a temas del blog.



1. Libros 
Donde al igual que las series comentaré los libros que caigan en mis manos.

2. Stephen King
Aquí hablaré de los libros, películas, series y adaptaciones de uno de los autores que más ha influido en la cultura occidental en los últimos cuarenta años.

3. Películas
Aunque esto lo solía meter en la pestaña "El baúl del Critter", diferenciaré la pestaña de películas para ir directamente a ese tema dentro del blog.
En esta incluiré también las películas comentadas en la sección "Cine español".

Ahora bien, voy a hablaros acerca de la última adaptación de las novelas de King llevadas a la gran pantalla. "IT".
Aunque no he leído la novela original (objetivo para los próximos años) sí poseo un conocimiento (al menos parcial, ya que tengo que ceñirme a lo que sucede en los films) debido a la Mini-Serie que allá por 1990 dirigió Tommy Lee Wallace y de la que guardo un grato recuerdo.

A diferencia de la anterior adaptación, es esta de 2017 dirigida por Andy Muschietti podemos ver desde el inicio un Pennywise más sanguinario, violento y es más directo a la hora de causar, pánico, terror.
En esta Bill Skarsgard (quien interpreta en esta ocasión al popular payaso asesino) le imprime un carácter tétrico y tenebroso. Porque no nos olvidemos que Pennywise únicamente puede sobrevivir gracias al miedo que le imprimen sus víctimas, sin ese miedo no es capaz de continuar con su existencia. Así que objetivo logrado porque me retorcí en la butaca en más de una ocasión.



Ya en la secuencia inicial con el hermano de Billy, el director deja claras sus intenciones. Va a ir a apostar duro, si tiene que mostrar sangre lo hará, si tiene que decir al espectador "LO VAS A PASAR MAL" lo va a hacer, porque en el terror, lo siento mucho pero no puede haber concesiones. Muschietti, no las tiene.

En cuanto a la ambientación de la película puedo decir que es excelente, al igual que la elección del reparto, la banda sonora y todo ello acompañado con una dirección de fotografía de la mano de Chung-Hoon Chung responsable de entre otras de "Oldboy" ("Oldeuboi", Chan Wook - Park (2003)) que bien le podría dar una nominación al Oscar.

Porque todo en "IT" funciona. Desde la elección de sus jóvenes protagonistas, así como el ritmo que le impone el director argentino a la película. Y es que Muschietti sabe de dirigir y muy bien. Ya lo demostró en sus cortos, en sus anteriores trabajos y ahora no tiene que demostrar ya nada a nadie. Su cine es una realidad y ha venido para quedarse.

Ayer leí un artículo donde se espera que "IT" superará a "El Exorcista" ("The Exorcist" - William Firiedkin (1973)) como la película de terror más taquillera de la historia del cine.
La película de Friedkin logró la no despreciable cifra de 411 millones de dólares (se dice que si se hubiese estrenado a día de hoy hubiese pasado de los 1.000 millones de dólares) e "IT" lleva un estimativo en su primer fin de semana de unos 100 millones de dólares, con lo cual sino se tuerce la cosa hará un taquillazo.

En cuanto a la película. Tuve la ocasión de verla en un pase previo en la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de España debido a que uno de mis mejores amigos Javier Botet, interpreta al leproso y nos invitó al pase a mi hermano y a mi.
No tengo mucho más que decir de Javi Botet, es un genio que puede hacer lo que le da la gana.

Con motivo de ese pase del que os hablo, pude hacer un vídeo que he subido a mi canal de YouTube y que aquí os muestro.

Presentación de "IT"

Quienes habéis visto la película, sabréis que la historia continúa. Al terminar la presentación le dije a Andy que por favor hiciese ya la siguiente.


Espero que la cosa marche y que podamos seguir disfrutando de la historia de éstos niños y el malvado Pennywise años después.