miércoles, 12 de agosto de 2020

VIAJES CON HERÓDOTO


A medida que escribo más, me doy cuenta de lo mediocre que soy como contador de historias.
Dentro de las páginas de "Viajes con Heródoto", su autor Ryszard Kapuscinski es consciente también de este hecho, alegando que quienes se atreven a escribir son quienes menos consciencia de ello. 

Puede que esta reflexión sea acertada o no, pero lo que no cabe duda es que uno se hace a la escritura al igual que cualquier otro hábito se adquiere a base de constancia y por qué no decirlo, de continuo aprendizaje. 

"Viajes con Heródoto" comienza en los años cincuenta del pasado siglo XX, donde un hastiado joven reportero (el autor de esta obra), tiene en su mente el poder salir de su Polonia natal e ir a la vecina Checoslovaquia para cubrir lo que allí sucede a modo de reportaje. 
Su superior no le concede ese deseo, sino que le otorga un regalo mayor, abandonar Polonia para realizar un exhaustivo reportaje sobre la India, un país del que no conoce absolutamente nada. 

Es entonces cuando el joven Kapuscinski viaja al país del Taj Mahal casi con lo puesto y con un paquete encintado de libros donde destaca "La historia de Heródoto", quien al igual que él, viajó siglos atrás a lugares remotos sin tener consciencia que realizaba artículos periodísticos en la antigua Grecia
Heródoto relata la batalla de las Termópilas, y de como Leónidas y sus espartanos se enfrentaron a los persas hasta la extenuación o como los reyes y herederos de los distintos imperios impusieron su impronta en los territorios que conquistaron. 

El reportero polaco, logra encontrar las respuestas que tanto ansía dentro del libro de Heródoto.
Dota de sentido su viaje, a la búsqueda de nuevas historias que luego cuenta al mundo, sus éxitos, sus fracasos o la incertidumbre de quienes le rodean. 

Desde un hombre que es capaz de hacerse con él un viaje en autobús para luego atracarle o en su viaje a China y entablar amistad con el compañero Lin que una vez se enteró de su partida del país asiático le trató como si no existiese.
Personas que se relacionan o te utilizan en función de su interés; y ahí, en esa introspección del ser humano, donde radica la generosidad narrativa de Kapuscinski, quien no duda en desnudarse en sentimientos, en conocimientos y vivencias, sintiéndonos identificados con sus viajes, con sus idas y venidas. 

Y es que dentro de este fantástico viaje no podrían faltar los encuentros casuales con singulares personajes como Louis Amstrong, quien en el escenario era un hombre lleno de vitalidad, y que a su llegada al hotel, extenuado, se sentaba a descansar mientras tomaba un zumo de naranja natural; lo que pocos sabían es que el artista tenía un problema de corazón, pero así funciona el show business, primero el dinero y después el individuo. 
O los primeros viajes del polaco a África, continente que le marcó de por vida y al que dedicó una de sus obras más alabadas "Ébano", que también he comentado en este blog.

Al igual que Kapuscinski con Heródoto, él me ha acompañado durante las últimas semanas en mis viajes a Sopelana en el País Vasco, al sur de Francia, en mis ratos destinados a lecturas en bares y en cafeterías; y en gran medida, en mi último viaje a Extremadura, concretamente a Navalmoral de la Mata, donde he sido jurado de un festival y donde mi amiga Yolanda me recibió con los brazos abiertos (como siempre hace); y que durante ese trayecto de vuelta fue donde concluí su lectura.

Sé que muchos pensáis como yo, pero la gran mayoría de los libros que decoran las estanterías de mi casa me recuerdan a los viajes que he hecho con ellos, y esa es, sin duda, la mejor manera de recordar ciertas aventuras. 

viernes, 7 de agosto de 2020

ALGUNAS VECES ELLOS VUELVEN

Muchas son las películas y series que se han llevado a la gran pantalla basadas en historias de Stephen King

Algunas de ellas basadas en sus populares Best Sellers, otras en relatos extraídos de las distintas recopilaciones y otras, en ocasiones, historias que bien podrían haber formado parte de un largometraje y que finalmente han tenido su propio espacio. 

Dentro de estas últimas se encuentra "Algunas veces ellos vuelven" ("Sometimes they come back" - Tom McLoughlin (1991)), que en primera instancia iba a ser uno de los pasajes del filme "Los ojos del Gato" ("Cat's Eye" - Lewis Teague (1985)) (que ya he comentado con anterioridad en este blog), pero su productor Dino De Laurentis quiso darle una oportunidad a modo de Telefilme. 

"Algunas veces ellos vuelven" cuenta la historia de Jim un profesor de instituto que años atrás fue testigo del asesinato de su hermano por un grupo de pandilleros en su pueblo natal. 
No sólo eso, sino que también pudo ver como un tren arrollaba a los asesinos de su hermano pereciendo de una manera trágica y brutal. 

El destino, hace que la única plaza libre sea en el pueblo que le vio nacer y que tanto él como sus padres abandonaron debido a la delicada situación a la que se vieron sometidos. 
Lo que Jim no espera es que los asesinos de su hermano vuelvan a la vida de entre los muertos e intenten hacer de su existencia como la de los otros habitantes del pueblo más o menos que imposible. 
Y es que no dudarán de matar a inocentes sólo por su satisfacción personal. 

Curiosa esta historia de Stephen King, que me parece acertada en la resolución final y que no tiene mayor pretensión que la de entretener, algo que agradezco enormemente y que por supuesto a pesar de los años no ha envejecido en absoluto mal. 
Me gusta que los malos en instancia sean un grupo de rockabilly's y que conduzcan un Buick (importante también este tipo vehículo en la obra de King) que echa fuego, eso le da más gracia a la historia. 

Me gusta la reflexión de los temores del pasado o las ensoñaciones propias del universo del escritor de Maine.
Acierto total el de su productor, Dino de Laurentis en otorgar a la película una entidad propia a esta historia y sacarla de "Los ojos del gato", puesto que ahí no hubiese tenido el acomodo suficiente para lo que quería contar.

Para los que no la hayáis visto, os la recomiendo, en gran medida porque tiene algunos efectos de maquillaje dignos de ser recordados.

miércoles, 5 de agosto de 2020

SHAZAM!


Si hace unos días comentaba "Aquaman" (Ídem - James Wan (2018)) y en resumidas cuentas os vine a contar la lástima que me daba que el producto no funcionase, la película que hoy os quiero comentar "Sahazam!" (Ídem - David F. Sandberg (2019)) ha logrado en mi el efecto contrario. 
Me ha entusiasmado.
Partiendo de una premisa en la que un mago busca un paladín a quien entregar sus poderes y como era de esperar, rozando el tiempo límite recaen en un niño que no espera semejante responsabilidad, "Shazam!" se postula como una de esas películas para toda la familia, donde encontramos ese en ocasiones complicado paso de la infancia a la edad adulta de manera repentina. 

Podríamos decir que este filme se podría definir como el "Big" (Ídem - Penny Marshall (1988)) de los súper héroes y es que de hecho, hay una referencia clara cuando dos de los personajes atraviesan el piano musical de una tienda de juguetes al igual que lo hicieran Tom Hanks y Robert Loggia en la ya inmortal película de finales de los ochenta del Siglo XX

Con todo esto, "Shazam!" cuenta con un malvado interpretado por el siempre solvente Mark Strong y que posee un pasado un tanto trágico, donde bien podría haber sido el paladín elegido por el gran mago, pero al que no le otorga sus poderes al no contar con un alma completamente pura. 

Y es que no es casualidad que esta responsabilidad recaiga en Billy Batson, un niño que ha deambulado de casa de acogida en casa de acogida y que se ha pasado gran parte de sus existencia buscando a su madre, a la que perdió en un parque de atracciones. 
Billy a pesar de querer hacerse el duro y el solitario, denota un gran corazón que rápidamente se abrirá con su nueva familia de acogida, donde convive con otros singulares menores. 
Sobretodo, comparte una gran amistad con su compañero de habitación, Freddy Freeman, un pequeño con un problema físico al que acompaña siempre una muleta para poder caminar correctamente. 
Y es que es él quien ayudará al Billy convertido en Shazam! a descubrir su poderes y así combatir al Dr. Sivana, el malvado de esta historia. 

Con un humor que bien podría aproximarse a otros personajes como Deadpool de Marvel o al mismo Green Lantern de DC, "Sahazam!" es una película divertida, amena y que recomiendo fervientemente a los amantes del cine de súper héroes, y es que así da gusto disfrutar de una película. 


lunes, 3 de agosto de 2020

AQUAMAN

DC está intentando influir en el cine de súper héroes al igual que lo está haciendo Marvel, pero a pesar de contar con carismáticos y heroicos personajes como "Batman" o "Superman", no es capaz de dar en el clavo quitando contadas excepciones como "Wonder Woman" (Ídem - Patty Jenkins (2017)) o "Shazam!" (Ídem - David F. Sandberg (2019)) que comentaré próximamente en este blog.

De lo que adolece la película que hoy comentamos "Aquaman" (Ídem - James Wan (2018)) es que a pesar de contar con un alto presupuesto y una extensa duración, posee el mismo mal que la tercera entrega del "Batman" de Nolan, la de una solemnidad y de una profundidad que no le va en absoluto.
Creo también que el filme se va por las ramas intentando mostrarnos demasiadas cosas sin ir al grano, lo cual hace que desviemos la atención y nos hace perdernos como espectadores.

Tampoco creo que sea demasiado acertada la decisión de los rimbombantes escenarios realizados en 3D y que en ocasiones nos hace creer más que estamos en un videojuego más que en una película.
Y es que ni Jason Momoa como el susodicho héroe de esta historia, ni el gran potencial de actores que le rodean Amber Heard, Nicole Kidman, Willem Dafoe, Patrick Wilson, Dolph Lundgren o el ya casi imprescindible Yahya Abdul-Mateen II pueden hacer demasiado ante un filme aburrido y que parece no avanzar.

Y es que ni cuando quiere impregnarnos con su humor, (con el cual deberíamos identificarnos o al menos hacernos sacar una sonrisa) no es capaz de conseguirlo.
Una lástima que James Wan no haya podido sacar un mayor rendimiento a esta historia, que bien podría haber sido más sencilla y menos artificiosa. El menos es más de toda la vida.
Para bien o para mal, espero de hecho que tengamos una segunda entrega que veré de buen agrado, y que espero que corrija los errores de esta primera parte, que si bien le veo las buenas intenciones creo que está sobrepasada por su excéntrica propuesta que se aleja bastante de lo principal que es contar una historia.

El virtuoso James Wan dirigiendo a su impresionante reparto.

lunes, 27 de julio de 2020

EL VISITANTE

Todos los años leo novelas de Stephen King.
Creo que los que seguís este pequeño espacio sois conscientes de ello puesto que dedico bastantes entradas al maestro del terror.

De un tiempo a esta parte, de sus últimas novelas cabe destacar la saga "Mr. Mercedes" donde el protagonista de esta trilogía es Bill Hodges un antihéroe jubilado, un tipo de personaje, que exceptuando al anciano de "Insomnia" poco tenía que ver con el perfil del personaje habitual de las novelas de King.
También, algo que veo novedoso en su literatura es tanto la trilogía anteriormente citada como en esta novela que hoy comento, "El visitante", es el corte policial y detectivesco que se impregna en la novela.

Y es que en esta rara avis de las novelas de King, cuenta la historia de Terry Maitland que es detenido acusado de violar y asesinar al niño de tan sólo once años.
Maitland es popular dentro de la población de Flint City.
Es entrenador del equipo infantil de baseball y aparentemente, cara a la sociedad se le considera un ciudadano respetable.
Terry tiene distintas coartadas para demostrar su inocencia, pero las pruebas de ADN le inculpan, además de que varios testigos afirman haberle visto en momentos determinados que le convierten en el sospechoso número uno.

Durante un traslado, Terry es abatido a tiros y jura antes de morir que él no ha asesinado al pequeño de once años.
Incluso en su lecho de muerte, niega los hechos, algo que sorprende en gran medida a Ralph Anderson que no da el caso por cerrado a pesar del fallecimiento de Terry.
Ralph investigará no sólo los pasos de Terry sino las circunstancias que llevaron a la muerte del niño, buscando así posibles claves que le ayuden a encontrar al verdadero culpable si es que lo hubiese.

Pronto, aparecerá en su camino Holly Gibney, que años atrás se encargó junto con Bill Hodges de capturar al asesino conocido como Mr. Mercedes, quien actuaba además desde su cama de hospital desdoblando su consciencia, sacándola, por así decirlo, de su cuerpo.

Holly, de hecho, cree que el caso del asesinato del niño de Flint City, probablemente tenga conexión con el otro caso y con las leyendas que hay en muchos pueblos y culturas.
El hombre del saco, el coco o seres con pajas en los ojos que aterran a los más pequeños y que forman parte del imaginario colectivo de ciertas comunidades latinas.
Y es que lo creamos o no, ese hombre del saco, es capaz de adoptar distintas personalidades, las cuales maneja a su antojo para hacerle lo que mejor sabe, matar y meter miedo a quienes les rodean.

Fabuloso es que la clave sobre el descubrimiento de este personaje esté en una película de Serie B o que a ese coco Ralph Anderson le ponga el nombre de "El visitante", ya que opina que es a modo de visita inesperada cada una de sus actuaciones.
Me gusta el empeño de los personajes en descubrir la verdad, la conexión de los hechos, la utilización de un personaje como el de Holly Gibney a quien además debemos de sumarle una buena conexión con Anderson.
Tanto es así que incluso Anderson, a pesar de tener su vida armada, se llega a enamorar de la sagaz detective.

Con "El Visitante" podríamos concluir que King camina hacia un nuevo rumbo, un lugar donde las presencias paranormales y seres desconocidos abundan delante de nuestras vidas cotidianas sin que podamos hacer nada por evitarlo.
Su literatura también camina hacia historias donde los protagonistas como Holly Gibney y Ralph Anderson se terminarán convirtiendo en personajes de unos cuantos libros más, al igual que el Hercule Poirot de Agatha Christie.

Además de la conexión con "Mr. Mercedes", hay un momento en el que se nombra "aka" que para King significa grupo de amigos o compañeros que acuñó en otra de sus sagas "La Torre Oscura".
Veo también, conexiones con "It" en el sentido en que ese ser desconocido, decide invernar, aguardar su presencia durante distintos periodos de tiempo para así nacer con más fuerza.
Y es que amigos, no hay nada mejor que crear un universo propio, porque en ese instante, las reglas las pones tú y de eso King, sabe bastante.

Como detalle final, no puedo cerrar esta entrada sin citaros la presencia del ser en el granero. Un momento terrorífico, porque los personajes sienten que está pero no lo pueden ver. Está tan bien escrito que me parece memorable, como lo es a su vez que Holly haya heredado la agencia de investigación privada del difunto Bill Hodges y es que son esos pequeños detalles los que engrandecen el universo de King.

domingo, 26 de julio de 2020

SPIDER-MAN: UN NUEVO UNIVERSO

Tengo varias entradas atascadas, en el sentido que a pesar de ser verano, estoy con tanto lío en mi vida laboral que apenas me permite dedicar a este espacio el tiempo que se merece.

Tampoco, tengo excesivo tiempo para ver cosas, así que cuando saco un hueco intento ver la mayor cantidad de contenido posible.
Hace unos días tuve la ocasión de ver "Spider-Man: Un nuevo Universo" ("Spider-Man: Into the Spider-verse" - Bob Persichetti, Peter Ramsey y Rodney Rothman (2018)), la flamante ganadora del Oscar a la Mejor Película de Animación en el año 2019.

El filme, cuanta la historia de Miles Morales, un joven de ascendencia latina que ve como Peter Parker aka Spider-Man es asesinado a mano del villanoWilson Fisk, mientras el súper héroe intentaba impedir que el mafioso lograse abrir un portal interdimensional.
Morales, casualmente es picado por una araña procedente del mismo laboratorio que infectó a Parker y pronto tendrá las mismas habilidades que su predecesor.

Lo que Miles no sabe es que accidentalmente, Fisk, ha abierto un campo hacia otras dimensiones y distintos Spider-Man quedarán atrapados en su universo, entre ellos otra versión de Peter Parker sumido en una depresión tras el fin de su relación con Mary Jane.
Este Spider-Man está obeso, en baja forma y con la autoestima por los suelos, pero el haber sido un súper héroe durante tanto tiempo le hace ver un halo de luz en Miles al que instruirá para ser el mejor Spider-Man.

Y es que no es sólo este Peter Parker se ha colado esta dimensión. También se encuentran un Spider-Man noir en blanco y negro, un Spider-Man a modo de cerdo al que siempre vemos con el traje llamado Spider-Ham, una Spider-Man al más estilo Otaku y venida del futuro llamada Peni Parker y Gwen Stacy que podría ser la versión femenina del Peter Parker que todos conocemos.

Es entonces cuando entre todos estos personajes intentarán programar la máquina de los viajes interdimensionales gracias a un pendrive que el difunto Parker le ha entregado a Morales antes de morir.
Aunque para ello, deberán derrotar a Fisk, algo que en primera instancia no parece fácil.
Puesto que entre otros, cuenta con la ayuda del Merodeador, que no dudará en asesinar al nuevo hombre araña, cueste lo que cueste.
Aunque pronto, descubrimos el dilema moral de este personaje, cuando es conocedor de la identidad del nuevo justiciero de la noche, no es otra que la de su sobrino.

Impresionante película que reabre (y ya van unas cuentas) el universo de Spider-Man y que además no le faltan ni detalles tanto técnicos, ni artísticos, puesto que ambos, están muy bien compensados.
Me parece fascinante la factura técnica del filme y cómo se resuelve en el campo del guion. La relación de padre - hijo, los vínculos de amistad, las paradojas temporales...
No sé, me quedo sin calificativos, para la que puede que sea (sino lo es ya) una de las diez mejores películas de animación de lo que llevamos en este Siglo XXI.

Además, me gusta que aparezcan personajes denostados hasta ahora en todas las sagas y reboots como  es el caso de Tombstone, quien recuerdo con anhelo de mi época lectora de cómics cuando era un preadolescente.
Sino la habéis visto, hacedlo.

Los distintos Spider-Man

martes, 21 de julio de 2020

RICK & MORTY - TEMPORADA 4

Muchas veces me cuesta coger el hilo de "Rick & Morty", todo sucede tan deprisa que tengo que estar muy atento para no perder el hilo de lo que todo en ella acontece.
Más aún, cómo ha sucedido en esta ocasión, en la que ha habido (aunque breve) lapso de tiempo entre la primera mitad y la segunda mitad de esta cuarta temporada.

Si bien, la primera hornada de episodios, podrían ser en cierta medida un poco más de lo que esta serie nos tenía acostumbrados, a partir del quinto episodio la cosa cambia y nos topamos, con algunos de los mejores episodios hasta la fecha, siendo el último de ellos un desenlace brillante para lo que está por venir.

Y es que Rick demuestra una vez más como es en realidad, un ser egoísta al que solo le importa su propio interés y que es capaz de realizar un cambio entre su hija Beth y un clon sin saber bien si la verdadera Beth es la que ha estado ocupando durante todo este tiempo el núcleo familiar.

Algo que por supuesto no sabe ni el marido de esta, Jerry, ni sus hijos Morty y Summer.
De hecho, el cierre de esta temporada tan bueno, me recuerda al final de la primera, donde el bueno de Rick Sánchez había jugado con las paradojas del espacio - tiempo, algo muy presente en esta serie, que siempre cabalga, entre la fantasía, la realidad, las paradojas temporales y un grado de irresponsabilidad que está patente en estos personajes.

Ahora bien, con todo, no podemos olvidarnos de la majestuosidad de algunos de los episodios, que ya por si mismos funcionan a la perfección, como puede ser el número 5 titulado "Rattlestar Ricklactica" o "The Vat of the Acid Episode" donde Rick juega al despiste ante unos matones con un falso ácido y que Morty también aprovecha en dificultosas circunstancias.

En esta serie, pocas cosas dejan indiferentes, porque a fin de cuentas lo que más importan son los guiones, y después de todo en la escritura está la base de toda obra audiovisual, al menos así pienso.

¿Cuál de estas dos Beth's será la hija de Rick? Lo sabremos en la 5ta temporada