jueves, 22 de febrero de 2018

MINDHUNTER - TEMPORADA 1

Me ha gustado "Mindhunter" creo que es lo primero que debo de decir antes de realizar un análisis crítico e exhaustivo a cerca de esta primera temporada.

Si bien hay muchas series policiacas o que indagan el asunto de los Serial Killers en esta podemos ver como dos policías del FBI realizan por primera vez un estudio psicológico sobre estos para poder adelantarse a futuros asesinos en serie.

Patrones similares, formas de actuar e incluso de pensar son las claves que van descubriendo por el camino. Y es que no hay nada mejor que el trabajo de campo para darse cuenta de lo que funciona y de lo que no.

Tratada con una soberbia puesta en escena y con un look que te atrapa,(ya desde un openning), realista y sin artificios, descubrimos que estamos ante una serie diferente.
Tal vez, la presencia de David Fincher en cuatro de los episodios de la primera temporada tenga bastante que ver.

Lo bueno que tienen los realizadores de los episodios pilotos o de los primeros episodios de algunas series, es que son ellos quienes marcan el camino el rumbo hacia donde va la ficción.

En esta tenemos claro hacia donde va, más aún, tenemos claro como va a ser la evolución de unos personajes tan humanos como nosotros.

Y es que Holden Ford (interpretado por Jonathan Groff) podría ser cualquiera de nosotros. Tan capacitado para su trabajo, pero tan incapacitado para su vida personal que cuando una de éstas dos cosas se altera no es capaz de reaccionar.
Sublime me parece (a mi modo de ver) la reacción en el último episodio (SPOILER), ese ataque de pánico final, esa reacción de alguien que cara a la galería parece tener todo controlado es lo más humano que he podido ver en mucho tiempo.


Por otro lado tenemos a Bill Tench (interpretado por Holt McCallany) el típico estadounidense de a pie, centrado en su trabajo y al que se le ha olvidado hacer una familia.
Cuando ya decide construir una es tarde para su esposa y optan por adoptar. Pero la vida no es fácil, tampoco suele ser feliz, así que el niño viene con problemas, algo que Tench no llevará especialmente bien.

Y es que éstos dos personajes parecen ser dos tipos duros, pero no nos engañemos son frágiles y no dejan de tener miedo a medida que avanzan los episodios. Son víctimas. El estar rodeados de tanta muerte, de vivencias atroces les está consumiendo y es que no todo es oro lo que reluce.

Casualmente, el rol fuerte de este equipo del FBI lo posee Wendy Carr (interpretada por Anna Torv), una oficial del FBI, lesbiana y que tiene una pareja mucho mayor que ella.
Quizás, el que tenga que defender su homosexualidad frente a una sociedad que no está acostumbrada a su condición sea también revelador.
Porque sobre esto saco una reflexión. Las personas que tienen problemas graves al inicio de sus vidas los afrontan con una madurez que muchos otros no son capaces de alcanzar.

Por otro lado tenemos como casi hilo argumental de la temporada, el asesinato de una joven del que no sabemos demasiado. De hecho ese misterio se queda sin resolver.

El misterio y la condición humana o el porqué de algunas personas para asesinar. Quiero saber más.

jueves, 8 de febrero de 2018

NARCOS - TEMPORADA 3


Muchos creerían que tras la muerte de Pablo Escobar y la destrucción de su cartel, la serie "Narcos" daría un bajón, o que quizás, quien sabría, si la susodicha ficción carecería de interés, pero ha sucedido todo lo contrario.

No he dejado de oír .- La tercera de "Narcos" es aún mejor que las anteriores. Es la mejor de las tres temporadas.

Y es que España somos muy del agrario comparativo. Este es mejor que este, lo otro es mejor que aquello, pero el resto del mundo no funciona así.
Como creo que a pesar de sentirme muy español, en eso tengo poco que ver, sólo puedo decir que esta temporada de "Narcos" está a igual nivel que las dos anteriores.
Claro está que todos (y me incluyo) siempre tenemos presente lo más reciente obviando un poco lo que hemos visto con anterioridad.

Siendo justos esta temporada de "Narcos" es MUY BUENA. Me atrevería a decir que roza la excelencia.
La acción se sigue desarrollando en Colombia y si bien las ambiciones de Pablo Escobar eran altas (política incluida) la de los miembros del cartel de Cali no eran para menos puesto que incluso tuvieron hasta un equipo de fútbol.

Me gusta el punto de vista de la serie. La humanización de los personajes (eso es algo que siempre resalto en las series que veo), fundamental en esta ficción, más aún, teniendo en cuenta que partimos de una ficción que se basaba a su vez en un hecho verídico, con lo cual con más razón si cabe.

En cuanto al reparto, inconmensurable Pedro Pascal como el agente de la DEA Javier Peña, quien adquiere aquí un nivel protagónico fundamental.
Alberto Ammann como Pancho o  Damián Alcázar y Francisco Denis como los hermanos Rodríguez Orejuela (caras visibles del cartel de Cali), llevan el peso de la narrativa y de la acción de esta temporada casi eclipsando a quienes les rodean.

Por otro lado y ya barriendo para casa poder ver a Javier Cámara y a Miguel Ángel Silvestre en esta serie con un reparto tan internacional, me llena de plena felicidad y satisfacción y es que a día de hoy gracias a las plataformas digitales, ciertamente el contenido audiovisual no tiene fronteras.

Ahora sólo cabe la posibilidad de ver, casi por castigo. Eso me hace feliz.

sábado, 3 de febrero de 2018

LOS CHICOS DEL MAÍZ II: EL SACRIFICIO FINAL

Me encantan esas películas que llevan como subtítulo "El Final", "El Fin" o como en este caso "El Sacrificio Final" y a continuación se realizan varias secuelas de la misma saga.
Y es que en definitiva, cuando eso sucede, seguramente estemos hablando de un producto de Serie B de calidad.

En este caso la segunda parte de "Los Chicos del Maíz" es un producto tardío, (pasan 8 años entre las dos películas) pero que bien merece tener un hueco en el glosario de continuaciones cinematográficas.

Ya poco tiene que hacer ya aquí Stephen King, que ve como su texto original se prostituye en detrimento de una saga más preocupada en ofrecer a los espectadores momentos gore y un argumento poco sólido, en vez de ofrecer algo que realmente importe.

Nos situamos en el Gatlin, (a pesar de haber pasado varios años desde los sucesos de la primera entrega aquí nos hacen ver que han pasado pocos días desde lo acontecido en la primera parte), allí, se descubren los cuerpos de varios adultos quienes han sido asesinados por los macabros niños.
Un periodista venido a menos intenta hacer un reportaje sobre el fatídico suceso. Así que sin pensárselo mucho decide trasladarse a la población e intentar escribir el mejor de los reportajes.

Una vez allí, su joven vástago intentará ser persuadido por Micah quien ha adquirido el rol que Isaac tuvo en la película anterior.
Las muertes no tardarán en llegar y los adultos, como era de esperar son los primeros en caer.

Como ya comenté en el post anterior, creo que la decisión por parte de la productora de seguir el rumbo en cuanto a guión de George Goldsmith y no la idea que había planteado Stephen King ha ido en detrimento total de la saga.
Ciertamente, esta podía haber sido un referente como muchas otras que danzaron el las décadas de los ochenta y de los noventa de pasado siglo veinte pero "Los Chicos de Maíz" vivió una existencia marcada por ser filmes que iban directamente a las estanterías del videoclub sin pasar por salas.

A día de hoy, eso tampoco es demasiado relevante, puesto que muchos de los productos que consumimos se van directamente a plataformas digitales y no necesariamente van a cines.
De hecho, estamos de acuerdo que a día de hoy te garantiza mayor visibilidad el estar en una plataforma digital que tu producto, en muchas ocasiones pase por cines.

Probablemente con algunos de estos títulos sucediese lo mismo. Sin ir más lejos, recuerdo cuando era adolescente el ir con mis amigos y alquilar películas de terror (en su mayoría) y verlas todos juntos. Con lo cual algo de este debe de haber.



En cuanto al filme que nos ocupa "Los Chicos del Maíz II: El Sacrificio Final" ("Children of the Corn II: The Final Sacrifice" - David Price (1992)) , puedo decir abiertamente que es una película bastante decepcionante.
Poco me importa lo que sucede, la trama está traída por los dedos, pero tengo que decir varias cosas a su favor.
Posee dos secuencias de lo más memorables. Atentos que van SPOILERS.

1. La secuencia del Voodoo

Buscando información sobre la película en internet, me he dado cuenta que esta es una de las secuencias más celebradas por los internautas y no es para menos.
Micah se encuentra en una iglesia mientras se celebra una homilía. Sentado en primera fila está a su vez un hombre con gafas que repentinamente comienza a sangrar.
Primero por la nariz, luego por la boca, ojos, así hasta que nos inundamos en un festín de sangre.
A los pocos segundos descubrimos que es Micah que mediante un cuchillo raja sin piedad a un muñeco voodoo siendo la réplica del damnificado hombre de gafas.
Gore a raudales y una cierta incomodidad es lo que nos produce esta secuencia.

2. La secuencia de la abuela voladora

Hay un momento determinado que los chicos del maíz van a por todo aquel que tenga relación con ellos, más aún sin son adultos.
Así que tras matar a una ancianita ¿por qué no matar a otra? Más aún si esta tiene relación familiar con la primera.
Así que con una de sus artimañas hacen que esta segunda, (que además va en una silla de ruedas) salga despedida interrumpiendo una partida de bingo en un club social del pueblo.
Pese a todo, uno de los allí presentes canta la popular combinación.
Lo más maravilloso de esta secuencia (y algo que apruebo) es que se nota que es un muñeco lo que vuela y no una actriz, pero ¿qué más da?

En cuanto a la película en general, poco más que añadir, sólo que por estas dos secuencias, este film debe de verse y debe ser recordada. Así lo digo y así lo expongo.

Cuando vea la tercera ya os cuento.

jueves, 1 de febrero de 2018

LOS CHICOS DEL MAÍZ

Hace tiempo que vi "Los Chicos del Maíz" ("Children of the Corn" - Franz Kiersch (1984)).
La primera vez que me hice con ella fue gracias a una colección de DVD. Eran de los primeros que salían en España y que pertenecía a una colección de cne de terror denominada "Alucine".
Aquellas películas eran en su mayoría éxitos del género fantástico de los 80 y de los 90 con ripeos a DVD de algún que otro VHS, aunque esta, en concreto era de las que mejor se veía.

Desde entonces la pude ver un par de ocasiones más y sinceramente, nunca me ha entusiasmado, pero si puedo decir que tiene su encanto.
La película está basada en un relato perteneciente al conjunto de historias cortas de Stephen King titulado "El Umbral de la Noche" ("Night Shift" - Stephen King (1978)) y que recopila entre otras este relato de "Los Chicos del Maíz".

En ella, un poblado situado situado en Gatlin (un diminuto pueblo inventado y situado en Nebraska) que se encuentra completamente deshabitado.
A él, llega una pareja que ha atropellado accidentalmente a un joven y al que guardan en el maletero del vehículo. Previamente a este hecho se dan cuenta que el joven presenta diferentes cortes con arma blanca y deciden entregar el cuerpo a las autoridades.

No logran dar con nadie hasta que llegan a una gasolinera, allí se encontrarán con un anciano que ha servido como gancho a los chicos del maíz para atraer a adultos y utilizarlos en sus sacrificios.

Pronto descubrirán a Isaac, un líder psicópata capaz de matar a quien se le ponga por delante.

La película en si es un relato gore, incómodo y que siempre me ha provocado muchísmo rechazo.
De hecho estoy hablando de la película ahora mismo y me siento realmente incómodo.
Creo que la elección del guión de George Goldsmith en detrimento de un guión previo que había comenzado el propio King, ha hecho que la saga siga el rumbo que hoy conocemos.

Creo que ni la presencia de Linda Hamilton salva del todo una película que bien podría haber sido un clásico perfecto y que se ha quedado en una más dentro del universo del terror de Serie B de los años 80.

Ahora bien, no deberíamos de restarle méritos, puesto que ha logrado formar una saga que continuaremos comentando en este humilde espacio.
Con todo, lo bueno y lo no tan bueno es una película a recuperar.

sábado, 20 de enero de 2018

FARGO - TEMPORADA 1

Vivimos en una época donde las series están en boga del consumidor. Donde la inmediatez y el aquí y ahora son sinónimos de caducidad efímera que desaprovecha (a mi entender) el poder asimilar una obra cinematográfica en su conjunto.
En realidad ¿nos da tiempo a reflexionar sobre todas series y películas que consumimos?

A mi me pasa como a vosotros (o quiero creer que no soy el único) que hay películas o series que empiezo a ver y que no sé en realidad si he visto o no.
Menos mal, que desde hace años anoto todo en varias libretas y en páginas web que me ayudan a recordar si he visto algún contenido que no recuerde.

Pero viniendo al tema que nos ocupa, hace años, cuando me enteré que iba a haber una serie llamada "Fargo" al igual que la película de los hermanos Coen, me eché las manos a la cabeza y dije. - ¡no!; así que he ido demorando el visionado de la misma hace bien poco. Me equivoqué.

Puedo decir sin ningún tipo de tapujos que "Fargo", la serie, es una absoluta obra maestra y que bien se merece el título de la película que la precede.
Al igual que con otras series que he comentado en este humilde blog, de esta me interesa la condición humana, la evolución de los personajes y la buena construcción de los diálogos.
Porque no nos olvidemos, para que una película o serie sea buena se necesita guión, guión, guión y guión.
Trabajar duro el texto, la forma de hablar de los personajes, su presente, su pasado y su futuro.
Si bien es importante como es ese personaje ahora, igual o más es lo que le ha llevado a ser como es.

Aquí nos centramos en la vida de Lester Nygaard (interpretado por Martin Freeman) un looser por antonomasia, al que la vida da un revés tras toparse con Lorne Malvo (interpretado por Billy Bob Thornton) un sicario excéntrico con una psicopatía que le hace no tener empatía hacia las personas que mata sin titubear.
SPOILER Primeramente Malvo mata a un enemigo de la infancia de Nygaard. Esto hace que el segundo entre en un nivel de estrés extremo descargando toda su frustración hacia su mujer a la que mata a martillazos.
Metido en un lío, pide ayuda a Malvo, quien matará a un policía y a quien se ponga por delante.
Sin esperarlo, Lester pasa de tener una vida simple a meterse en innumerables líos con varias muertes a sus espaldas.


Entre medias una policía local Molly Solverson (intrepretada magistralmente por Allison Tolman) intentará esclarecer que sucede a pesar de no contar con los apoyos suficientes dentro del departamento.

Ahora bien, una vez planteada la serie, sólo quiero deciros que es de lo mejorcito que he podido ver en cuanto a contenido de ficción para la pequeña pantalla, y es que a esta serie no se le ven las fisuras por ningún lado, ni las costuras, nada de nada, únicamente te dejas llevar por unas interpretaciones y una historia digna de ser recordada.

Sublime también la dirección de actores y la dirección en general, jugando con los fuera de campo y combinándolo a la perfección con lo que nos quiere mostrar.
Sangre cuando lo requiere la trama. Rojo sobre blanco, rompiendo así la pureza (y casi inocencia) de los parajes donde se desarrolla la acción.

jueves, 18 de enero de 2018

REGRESO A SALEM'S LOT

Seguimos con entradas dedicadas a las adaptaciones de Stephen King en el cine o sus novelas.
En esta ocasión quiero centrarme en la secuela de la adaptación del libro de King, "El Misterio de Salem's Lot".

Si bien la primera de las partes basada en esta obra fue una adaptación para la pequeña pantalla (bastante digna) por parte de Tobe Hooper, esta segunda (y tardía) parte dirigida por Larry Cohen no deja de ser un producto de menor calidad y casi para consumo en los videoclubs de la época.

La película, comienza con un documentalista grabando una película en la amazonía muy similar a "Holocausto Caníbal" ("Hannibal Holocaust" - Ruggero Deodato (1980)) siendo interrumpido por unos hombres que van en una lancha, diciéndole, que tiene que volver porque algo le ha sucedido a su hijo.

Tras una forzada vuelta y una extraña discusión en el aeropuerto, este personaje, Joe Weber, (interpretado por Michael Moriarty) decide acudir al pueblo de Salem's Lot donde tiene una casa familiar.
Supuestamente, en ese encuentro padre e hijo terminarán conociéndose mejor, algo que la madre del pequeño reclama. (Siendo la excusa de su regreso una artimaña familiar).

Una vez en el pueblo nos damos cuenta de lo que sucede. Humanos doblegados a exigencias de vampiros que gobiernan una pequeña comunidad y que tienen atemorizados a las personas por así decirlo "normales" que viven en la pequeña población.

Por si eso fuese poco, los vampiros, en gran medida son parientes cercanos de los humanos no conversos haciendo que éstos tengan un sentimiento de culpa que les impide abandonarles.
Se deben a ellos pase lo que pase.
Además, los amos de la noche, ponen como excusa que beben sangre de vaca para no matar a nadie pero rápidamente nos damos cuenta que todo es mentira.

Pero claro, no serían vampiros del todo sino llevasen a rajatabla eso de pervertir a los vivos, así que tanto Joe como su hijo tienen sus escarceos nocturnos (cada uno a su nivel debido a la edad) olvidándose en realidad para que han ido a aquel pueblo.

Samuel Fuller y Michael Moriarty
Repentinamente y haciéndose el despistado aparece por allí Dr. Van Meer (interpretado por el cineasta Samuel Fuller) quien dará caza a los vampiros (o esa es su intención) y pondrá un poco de cordura a todo lo que allí acontece.

Esto, básicamente es el argumento de una película de serie b al más estilo Cohen que se preocupa más por mostrar en vez de sugerir, (los efectos son de traca) y que además crea un guión tomando prestadas cosas de la novela de King pero no colocando la impronta ni que la novela original, ni la película para televisión que Hooper había hecho previamente.

Con todo, tengo que decir que es una película única, bizarra y surrealista y que sólo por eso recomiendo su visionado.

Es de lo más loco que he visto últimamente; más que nada porque me parece una mezcla de tantas cosas que no soy capaz de discernir si esto es una parodia o en realidad era una película para generar terror. Sea cual sea la respuesta me parece válida.


domingo, 14 de enero de 2018

FEAR THE WALKING DEAD - TEMPORADA 2

No hace tanto que empecé a ver "Fear The Walking Dead". Aunque con un poco de pereza (todo sea dicho de paso), rápidamente me dejé atrapar por una historia del virus mortal desde otro punto de vista.
Si en "The Walking Dead" (Ídem - Varios directores (2010-)) nos adentramos en un mudo apocalíptico pasado un tiempo desde el origen de la epidemia; en este otro punto de vista estamos en el problema desde el inicio.

En la primera temporada pudimos ver las revueltas producidas por una sociedad, convulsa, debido a las consecuencias que la epidemia trae consigo, en esta segunda temporada podemos ver en primera instancia el significado de la palabra sobrevivir.

Inicialmente en un yate y a continuación en un hotel (de esos de pulseras y todo incluido) donde unos pocos supervivientes intentan crear su propio mandato a pesar de las circunstancias adversas.

Y es que al igual que su predecesora "Fear The Walking Dead" ahonda aún más en la condición humana, en las familias disfuncionales y en la mezcla de razas dejando claro que sólo existe una, la humana.
De hecho me interesan diferentes comportamientos de los personajes.
Atención, que van SPOILERS.

Relaciones paterno y materno filiales.
Si bien cuando uno es padre tiene tendencia a sobreproteger en exceso a los hijos, cuando uno de ellos tiene un problema podemos dejar de lado a los demás, aunque éstos (a su manera) no estén pidiendo auxilio.
Esto es lo que sucede un poco con Madison y la relación con sus hijos Nick y Alicia.
El primero, toxicómano reconocido es un alma rota, solitaria y al cual le ha afectado sobremanera la ruptura de sus padres. Mientras, Alicia, intenta siempre poner un poco de cordura y muestra una falsa madurez en sus respuestas y comportamientos; pero lo que en realidad anhela este personaje (o así lo entiendo) es tener también la comprensión y el afecto por parte de su progenitora, algo que hasta el tramo final de la temporada no consigue.

Por otro lado tenemos a Travis, que por todos los medios intenta ayudar a su hijo Chris un adolescente, confuso y con instintos homicidas.
De hecho, (SÚPER SPOILER) es impecable en cuanto a guión y puesta en escena la reacción de este cuando se entera de la muerte de su hijo de manos de unos buscavidas sin escrúpulos.

Y es que aunque a mitad de temporada "Fear the Walking Dead" se vuelva un poco monótana en cuanto planteamientos, cuando deja que estos abran sus brazos para expandirse se convierte en una serie tanto o mejor que la que la precede.

El resto de tramas. Personajes que aparecen y desaparecen esperando como espectador que todo eso nos lleve a algún lado.
Importante también el papel de Rubén Blades en esta temporada. Donde descubrimos que tiene un "tortuoso" pasado.
Y es que su personaje Daniel Salazar es mucho más enigmático de lo que pensábamos en un inicio.

Espero ver pronto la temporada 3 y contaros que me ha parecido. ¡A por ello!