miércoles, 28 de diciembre de 2016

CARRIE FISHER

Me gustaría no haber concluido este año con este post.
De ninguna de las maneras, pero ha tenido que ser así.

Cuando uno ama lo que hace dan igual los problemas del pasado, si no has sabido gestionar bien tus emociones o si alguna vez te has sentido sólo, una "fuerza" interior es la que te hace ver el lado positivo de las cosas y salir adelante, y sí, aunque no lo creamos las segundas oportunidades existen.

Carrie Fisher lo supo bien. Desde muy joven una fama desmesurada marcó el resto de sus días. Alcohol, drogas y un trastorno bipolar forjaron una personalidad contundente e indomable, al igual que su personaje de la princesa Leia.

Sin embargo, en éstos últimos tiempos ha vivido por así decirlo una segunda juventud maravillosa donde (me imagino) que se ha sentido tanto o igual de querida que antaño.

Mi madre solía decir cuando alguien famoso / popular muere se nos hace raro, nos choca, pues pensamos que están ahí como el sol, que su luz jamás se va apagar, pues bien, la de Carrie se ha apagado y muy pronto.

Al igual que sentí la muerte de Robin Williams, una punzada en el corazón se me clavó cuando me enteré de la muerte de Carrie. - Leia, ¡nuestra princesa!

Hay personajes tan populares que se hacen (sin quererlo) tan importantes en nuestras vidas que indirectamente forman parte de ellas.

Sinceramente, creo que en mi hay una contradicción, no se si de adolescente estaba enamorado de la actriz o del personaje, pero sí puedo deciros que sólo me he enamorado dos veces en el cine, una vez de ella y la otra de Sigourney Weaver en "Alien"; y las dos responden al mismo patrón de mujer.

Mujeres fuertes, luchadoras y que predomina su actitud ante la vida antes que su belleza. Ese estereotipo lo traslado también a mi vida real.

No son para mi las mejores navidades... ¿pero de qué me puedo quejar yo?
Tengo para alimentarme, tengo donde dormir y tengo salud.

Y esto último es lo que más os deseo para este 2017 que está por venir.

En cuanto a Carrie espero que descanse en paz y que desde una galaxia lejana, muy lejana nos siga acompañando. DEP.

jueves, 22 de diciembre de 2016

UN BISOLGRIP Y UNA PATA DE JAMÓN


Llevo varios días atascado de la nariz. Siempre presumo de no ponerme malo en invierno, pero este año parece ser que mi señora trompa no me ha dado tregua.

Me despierto por las noche ahogado, sin poder respirar, algo angustioso a la par de incómodo.

Además, el catarro se ha apoderado de mi y creo que sí, me estoy empezando a poner malo.

Ahora bien, todo tiene sus beneficios. Me ha ayudado mucho el Bisolgrip. Y no es que quiera hacer publicidad de un producto pero si me ha hecho estar mejor ¿por qué no lo voy a decir?

Pero creo que lo que mejor me ha sentado es la pata de jamón que tengo en casa.

Mi novia y su madre nos han hecho el mejor regalo que se le puede hacer a nadie, un jamón del que ya sólo queda lo que os enseño en la foto.

Ahora bien, si después de tomar el Bisolgrip y comer jamón me he encontrado mejor... ¿de quién es el mérito? Del medicamento o de alimento.

Como soy creyente de la homeopatía alimenticia, quiero creer que el resultado de que me encuentre mejor, no es de otra cosa que del jamón que me han regalado mi novia y su madre.

Así que, ¡gracias chicas!


miércoles, 21 de diciembre de 2016

EL INQUILINO

Para conocer nuestro presente (y sobre todo nuestro futuro) hay que conocer nuestro pasado.
Si bien el cine español (hasta el fin de la dictadura franquista) estuvo regido por comedias amables o cine comercial, durante aquellos años se realizaron películas que a pesar del paso del tiempo siguen siendo de rabiosa actualidad.

"El inquilino" de José Antonio Nieves Conde es una de ellas.
En este film podemos ver al señor González un practicante (profesión a día de hoy inexistente) que malvive en un edificio en ruinas junto con su familia.

Los empleados de la obra, encargados de derribar la vivienda llegan a su casa con la idea de tirar el piso abajo, pero tras ver a González con sus cuatro hijos y esposa deciden que le darán una prórroga de unas horas para que conserve su inmueble.

La cosa se pone difícil y esa prórroga tiene que durar finalmente días.
En el film vemos la dificultad tanto del protagonista (interpretado por un soberbio Fernando Fernán Gómez) y su mujer para lograr una vivienda digna donde vivir.

Los avales, la falta de dinero o el trabajo precario son sin ningún género de dudas problemas del pasado que a día de hoy también afectan a los españoles de a pie.

Podríamos hacer un estudio sobre películas españolas con esta problemática (no descarto hacerlo) desde "El Verdugo" de Berlanga hasta la actual "Techo y Comida" de Juan Miguel del Castillo y ver que a pesar de las nuevas tecnologías y de ser una sociedad cada vez más conectada, seguimos teniendo las mismas dificultades de hace sesenta años.


Y es que uno de los derechos fundamentales del ser humano es el "derecho a una vivienda digna" aunque a muchos de nuestros dirigentes se les olviden de vez en cuando.

Volviendo a la película.
Durante muchos años el filme tuvo un final que no era el planteado ni por sus guionistas ni por su director.
En él se veía como González y su mujer Marta encontraban una vivienda donde ir una vez concluido el plazo de la entrega de su inmueble para la demolición.
(Previamente se leía una cartela explicando la problemática del país y el buen hacer del gobierno para solucionar el problema).

Sin embargo, el otro final, (el realmente interesante), el que no se editó, podemos ver como González una vez abandona su vivienda y con los muebles a cuestas decide vivir con su familia en la calle tras una gran tumulto general.

Y es que ya sabemos como son las dictaduras. Hacen que lo veamos todo bajo el prisma del desconocimiento y el miedo.
Menos mal que en nuestro país esto hace tiempo que no pasa.

En cuanto a la película, recomiendo encarecidamente su visionado nos hará reflexionar y sobretodo aprender.

viernes, 16 de diciembre de 2016

IVÁN, VIAJERO INCANSABLE


No sé si alguna vez habéis ido a un polígono industrial en transporte público. Yo sí, en varias ocasiones, hoy ha sido una de ellas.

He utilizado Google maps para guiarme y saber la ruta más rápida.
Evidentemente he tomado la peor decisión.
Desde que he salido de mi casa hasta que llegué a mi destino pasaron cerca de tres horas.

Ahora bien. ¿No sería más fácil tener carnet y coche?

Puede ser, no os lo voy a negar, pero durante esos largos periodos de tiempo me dedico a leer.
Leo como un cabrón.

Hoy he rematado mi tercera novela de Stephen King del año, la número catorce en total entre todos los autores.

Y es que mis largos viajes (este año no sé cuantas veces me he movido) y en los no tan largos aprovecho para leer aunque sea un poquito.

Creo que es un hábito que no deberíamos de perder.

En otras épocas de mi vida no he podido leer tanto o simplemente me daba pereza hacerlo, lo reconozco. Pero acostumbrar al cerebro a leer es algo similar al hacer ejercicio con el resto del cuerpo.

Desde que leo de una manera habitual noto que me fluyen mejor las ideas, que tengo mayor visión de lo que me rodea y aunque soy muy cabezón intento que todo no sea A-B-C.

Dicen que la cabezonería y la cerrazón mental es la peor y la mejor virtud de los Tauro. No sé si creer ese tipo de cosas, pero bueno ahí está.

Leer es algo que deberíamos de inculcar a todos aquellos que nos rodean. De un tiempo a esta parte, cuando voy a los cumpleaños suelo regalar libros. Me parece el mejor de los regalos.

Soy de los que opina que es preferible que la gente lea "El secreto" y "Cincuenta Sombras de Grey" antes que decidan no leer.

(Así que aquí mi consejo de abuelo cebolleta) Piensa en algo que te guste y haz una cosa, lee sobre ello. Eso hará crecer tu pensamiento, tu forma de ver el mundo... y claro está, dentro de la medida que puedas, intenta leer en el idioma original en el que fue escrito ese libro, entonces serás un lector TOP.

Yo aún no he llegado a ese nivel, aunque creedme, lo estoy intentando.

Mi amigo, el viajero Iván Marcos.
Un experto de esto de leer y viajar es mi amigo Iván Marcos. Viajero incansable que se ha recorrido el ancho y largo del globo terráqueo con un libro en el bolsillo.

De hecho, mi amigo Iván tiene un proyecto sensacional llamado "Viajaprende" del que podéis obtener más información aquí debajo:

http://www.viajaprende.com/

Marcos ingeniero agrónomo de profesión siempre ha sentido una atracción (si se puede decir así) por viajar y conocer mundo. Como el comenta en su perfil - "Me he movido por la voluntad de aprender".- Algo que a mi, personalmente me parece increíble.

Y es que regalarnos a nosotros mismos conocimiento es el mayor de los presentes que nos podemos hacer.

Pero no sólo podéis saber de él en ese mundo apasionante que es "Viajaprende",  sino que también podéis leer las más que interesantes reseñas de todos los libros que Iván lee al igual que sus reflexiones, sus estudios agroalimentarios, etc.

Y si fuera poco, también tiene una web dedicada única y exclusivamente a sus viajes por el mundo.

http://www.ciudadanoenelmundo.com/

Y es que Iván aparte de ser un ávido lector, también es un gran narrador, haciendo de sus relatos entretenidos e interesantes.

América, Asia, Europa, no hay nada que a Iván se le resista. Porque sin ningún género de dudas es de esas personas conocidas como "Ciudadanos del Mundo".

Si queréis seguirle en Twitter podéis hacerlo en @ivanmarcos donde ya cuenta con 4.400 Followers o en Instagram como @ivan_marcos donde nos deleita (en su mayoría) con fotos de idílicos paisajes.

Vosotros podréis disfrutar de sus viajes y de sus aventuras y yo mientras seguiré presumiendo de amigo.

lunes, 12 de diciembre de 2016

ESPÍAS


Iba en el metro.  El vagón estaba hasta arriba.

Pensaba en mis cosas, en la nada en realidad.
Un hombre se subió tras una parada. Era un poco más alto que yo, gordito, calvo y con barba de unos días.

Vestía de manera un tanto desaliñada.

No me fijé mucho en él hasta que sacó un duplicado de tarjeta de teléfono. Estaba dividida en partes.

Sacó su móvil, uno de esos viejos. A continuación cogió el duplicado de su tarjeta y se la metió en la boca. Se la tragó.

Mi cerebro empezó a conspirar. Aquel hombre me recordaba al islamista que en la primera temporada de "Homeland" acusan de homosexual.
Era un terrorista seguro. Se tragó la tarjeta porque contenía información confidencial.

Su mal aspecto era una tapadera.

En cuanto a su móvil. Era uno de esos viejos que no tienen internet. Seguramente para que nadie le localizase.

Al salir del metro partirá el teléfono y lo tirará en una papelera como Gus Fring en "Breaking Bad"... - Pensé.


Sacó otro teléfono - ¡Joder, tiene dos! - Me dije a mi mismo.

No daba crédito a lo que veía, era partícipe de una película de espías a centímetros de mi.

El tren se detuvo. El hombre dejó pasar a otras personas.

Una vez lo hizo, sacó la tarjeta de su boca y la colocó en uno de los dispositivos. Después, lo encendió.

No se había tragado la tarjeta.

Toda la historia que había creado en mi cabeza no era cierta. ¡Maldita sea!

Me quedé con las ganas de presenciar una película de espías, pero de las de verdad.


lunes, 28 de noviembre de 2016

SEÑORAS MODERNAS

Fui a un estreno en el centro de Madrid.
La sala estaba a rebosar. Tenía varios amigos que habían participado en la película, quería verla.

Me tocó sentarme centrado pero en un fila lateral. Algo que agradecí, porque situarme justo en el centro de la sala me agobia demasiado.

A mi lado había una señora. Debía de ser su primer estreno. Otra amiga se acercó a hablar con ella.

- Como te lo montas, ahí al lado del equipo de la peli.

- Una que tiene sus influencias.

Por sus comentarios la señora quería hacerse la guay, la moderna. Quería estar en "la onda".

Una vez concluyeron de hablar cada una se fue a su sitio. La película empezó. Todo transcurrió con normalidad hasta que llegó la parte final del segundo acto de film.

En ella, la protagonista tiene un encuentro lésbico con otra mujer. La escena era bastante explícita.

Entonces mi mirada se dirigió a la señora. Estaba nerviosa, suspiraba, resoplaba...

Nunca por su imaginación había pasado algo así. Para ella la única cópula posible era la de hombre y mujer, no aquello.

¿Eso hacen las mujeres? ¡O Dios mío! .- Debió pensar.

La volví a mirar. La señora estaba sudando.
La escena debía de durar como unos cuatro minutos, a ella le debieron parecer cien.

Pasaba su mano por detrás de la nuca. Estaba nerviosa. Vi como cerraba los ojos.

Aquello pudo con ella. O no, quien sabe, igual tuvo sueños eróticos lésbicos como Ana Frank... Eso es algo que nunca sabremos.

Me entraron ganas de consolarla, de decirle que abriese un poco su mente, pero no lo hice.

Una vez concluyó la película la señora se fue hablando con sus amigas.
Se le vio diferente talante a cuando entró.
Si de algo sirvió aquella película fue para la mente a aquella mujer, o eso espero.

viernes, 25 de noviembre de 2016

ALMACENAJE

El almacenar creo que es una costumbre muy propia de los españoles en general.
Nos encanta tener, poseer.
Lo he vivido en mis propias carnes. Durante años me he dedicado a recopilar miles de cosas.

Soy coleccionista de Maters del Universo y además he comprado cientos de cosas que jamás utilizaré.

Me pasaba con libros, películas... Nunca voy a dedicar tiempo a muchas de ellas, entonces ¿por qué almacenarlas?

Este verano he hecho un ejercicio de desprenderme de objetos. Vendí cerca de 200 películas de DVD y BlueRay de mi colección.

Ahora mismo no sé cuales tengo, cuales no... En fin, un poco desbarajuste pero si os soy sincero me quité un buen peso de encima.

También tiré directamente a la basura como unas 30 películas BETA y VHS. Ocupaban espacio y muchas de ellas las tenía en otros formato, así que FUERA.

El pasado año también hice el mismo ejercicio. De mi biblioteca personal me deshice como unos cuarenta libros o más.

Muchos de ellos no eran malos. De hecho eran de un lote que me encontré en la calle. Eran novelas de misterio nórdicas y similares.  Así que como no me había gastado dinero en ellas decidí donarlas a una librería cercana a mi antigua casa.

Se llamaba "Libros Cercanos". Era un lugar que se abastecía de donaciones y en la que tú ponías el precio al libro que te querías llevar.

Era un sitio genial. De hecho, compré allí una biografía de Charles Chaplin a la que echaré mano pronto.

El link de Facebook de la tienda:

https://www.facebook.com/asociacionlibroscercanos/

Pero todas las buenas iniciativas en este país se acaban, como todo. La librería de la que os hablo cerró en agosto. Con lo cual os vais a quedar con las ganas de conocerla.

La fachada de la ya inexistente tienda
A mi, al menos, me queda el gusto de haber contribuido con ellos, comprando un libro y aportando cuarenta más. Quizás yo les ayudé (aunque fuese un poco) pero ellos no saben lo que me ayudaron a mi al quitarme todos esos libros de encima.

Otra cosa de las que he hecho este año. Tirar ropa. He tirado casi toda mi ropa. Sólo me he quedado con lo más nuevo y viejas reliquias que tengo para andar por casa.

Cuando uno tira su ropa parece que algo de él se va. Aunque os parezca extraño, también sentí una liberación al quitarme todo eso de encima.

Creo que es un ejercicio que todos debemos hacer una vez al año. Liberarnos de cosas.

No sé si será que estoy madurando pero me doy cuenta que cada vez soy más feliz con menos, ¿querrá esto decir algo?

La verdad es que habiendo plataformas para ver películas y libros digitales creo que el formato físico está avocado a la destrucción.
Al menos, el mundo de la música se ha dado cuenta antes.

martes, 22 de noviembre de 2016

ME HE CANSADO DE POKEMON GO!


Me he cansado de Pokemon Go! y no sólo de ese juego sino de todos.

Mi adicción a un vídeo juego no dura más de un par de semanas, a lo sumo tres. Me pongo a pensar el tiempo que pierdo y se me cae el mundo encima.

Cuando me lo descargué, la verdad es que era adicto. Caminaba de un sitio a otro con tal de capturar el mayor número de Pokemons posibles, al igual que pociones, pokebolas, todo lo que hiciese falta para sumar puntos.

Un trayecto que igual me hacía en treinta minutos pasaba a durar cuarenta y cinco.
Iba a los bares, en autobús, metro, no paraba de jugar. Todo a mi alrededor formaba parte del juego.

La verdad que durante esos días caminé y mucho, pero si es verdad que sufrí las consecuencias en primera persona cuando un par de coches casi me arrollan.

Fue el momento de dejarlo.

También fui adicto durante un tiempo al Apalabrados. Pude tener entre doce y quince partidas abiertas, hasta que un día me dije. - ¿qué es esto? ¡Basta!

Ahora mismo al único juego al que dedico un rato es al Comunio, ahora llamado Biwenger.
Para el que no esté puesto en este tema diré que se trata de un juego relacionado con el mundo del fútbol y que juegas con varias personas a modo de liga.

Fichas, compras, vendes, utilizas diferentes estrategias... La verdad es que me entretiene bastante. Además me sirve para estar un poco al día en el deporte rey en nuestro país.

Hoy mientras grabábamos vi a Morago sacar su móvil. Utilizaba una aplicación llamada ajedrez. Jugaba en línea con otras personas.
Me interesé por el juego, pensé en instalármelo. Finalmente he declinado, voy a engancharme y ahora no estoy para eso.

lunes, 21 de noviembre de 2016

POESÍA

No soy un buen lector de poesía. Lo reconozco. Me gusta mucho leer en general, pero llamadme raro, no soy capaz de encontrar el placer a las historias contadas en una sola columna.

Me paso el tiempo volviendo atrás, releyendo, intentando meterme y no hay manera...

Con este género literario es de los pocos con los que la mente se me va y me dedico a pensar en otras cosas ¿y que hago en esos casos? (al menos yo) volver atrás. Con lo cual, un libro de poesía se me hace interminable.

Este año he leído uno. "Poesía completa" de Paul Auster.
Sin ningún género de dudas es uno de mis escritores favoritos, pero lo he pasado absolutamente mal leyéndolo. Tengo que reconocer que leí poemas buenos, (muy buenos) y que muchos de ellos (como decía el prólogo) estaban inspirados en las etapas vividas por el escritor que identifico perfectamente con sus novelas. Pero no me pude concentrar.

Han pasado como cinco meses que me leí ese libro. Ahora mismo no podría recordar ninguno de los poemas, ni citar sus nombres. Maldita sea, realmente creo que soy imbécil, pero de remate.

Recuerdo cuando leí el libro que me decía a mi mismo, - qué prólogo tan bueno.- Me entretuve mucho, (ciertamente), pero cuando llegué a la poesía  me dije. - ¡oh no!

- ¡Kiko qué te pasa! ¡Es Paul Auster! Has leído como seis libros suyos, todos te han gustado. - Me preguntaba.

Pues bien, tras terminar el recopilatorio de poemas os puedo decir que el problema no es Paul Auster sino la poesía. Aunque siendo sincero conmigo mismo, el problema tampoco es de la poesía, el problema lo tengo yo.

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Y LLEGAMOS A 100.000 ¡GRACIAS!


Quien me lo iba a decir cuando retomé el blog... Cien mil visitas...

Adolfo (que siempre es muy pesimista) me dice que no haga mucho caso al contador, que muchas son derivadas de algo... No le hago mucho caso, quiero creer que alguien me lee.

Si hubiese continuado desde 2006 (cuando empecé a escribir) igual me hubiese abierto alguna puerta lo de postear casi todos los días, pero ahora ya es tarde para pensar en eso.

Quizás esta afición mía por escribir me ha abierto una pequeña oportunidad. Voy a colaborar en un Fanzine que se publicará en diciembre. Es el segundo en el que pongo mi granito de arena, ya os hablaré de eso...

Pero bueno, hoy he entrado en el blog y he visto que he pasado de las cien mil visitas. Eso me hace muy feliz, me hace estar contento.

A veces hay que sonreír por las pequeñas cosas, son las que hacen tirar hacia delante.

Y poco más quiero contar hoy. Gracias por leerme, seguirme y por hacerme un hueco en vuestros dispositivos independientemente de cual sea.



viernes, 11 de noviembre de 2016

EL INCUNABLE PORNO ALEMÁN


Éramos preadolescentes. En mi caso, poco sabía del porno, el erotismo o cosas similares. 

Lo más próximo que había estado de eso eran las películas de Pasolini que ponían de madrugada en la Rai 1 y que veíamos gracias a la antena parabólica que habían instalado en nuestro edificio.

Nuestro amigo Jurado que siempre fue aventajado en todo estaba más puesto que mi hermano y yo en eso del porno.
De hecho, sabía donde encontrar material del bueno.

Había un kiosko camino a nuestro colegio. Estaba pasado un puente. Ahora mismo no recuerdo el nombre de la calle.

Entre otras actividades, el hombre que lo regentaba vivía de vender aparte de revistas, tabaco y todo tipo de apuestas, primitivas, quinielas...

Una vez entramos Jurado preguntó por las revistas porno.

El hombre sacó de debajo del mostrador unas revistas roñosas.

- Aquí tenéis chavales, porno duro, alemán, alemán del bueno.

Eran revistas de baja estopa Chery, Ratos de cama... La edición y la impresión eran terribles, al igual que los modelos / actores que salían en ellas.

Las mujeres tenían un vello púbico alargado, descontrolado y los hombres unos penes rojizos que eran espantosos.

- ¿Cuándo valen? .- Preguntó mi amigo.

- Todas, cien duros.- Respondió el hombre.

Entre todos compramos las revistas.

Ese mismo día, en el recreo que formaba parte del comedor vimos con entusiasmo nuestra adquisición. Concretamente, en el polideportivo de nuestro colegio.

Recuerdo que llovía y ese era un lugar donde nos resguardábamos aparte de jugar torneos de fútbol.

Johnny un chico tres o cuatro años mayor que nosotros se hizo con una de las revistas.
Una mujer de ébano y de alto peso realizaba el acto sexual con un hombre blanco.

- ¡Mira que gorda! .- Decía Johnny .

- ¡Mira que polla! .- Dijo Carro. Un chaval que por hache o por be siempre terminaba cobrando por sus inoportunos comentarios.

En ese instante la revista importaba poco. Carro fue el centro de atención. Terminó llorando, alegando, suplicando y diciendo que a él le gustaban las mujeres.

Por culpa de eso, Carro,  estuvo torturado varios días.

Cuando pasó la fiebre por macear a Carro, la tomaron con otros... Benigno y Toñín por algo que no recuerdo...

Y es que de niños éramos muy crueles.

domingo, 6 de noviembre de 2016

DE PASO


Desayuno casi todos los días en el mismo sitio. Es un bar castizo regentado por unos chicos muy simpáticos, que se desviven por sus clientes.

Me gusta ese sitio, aparte de desayunar, de vez en cuando voy a ver los partidos de Champions o a tomar algo con mi hermano y nuestros amigos.

Al ser, por así decirlo, "un habitual" hay caras que empiezan a sonarme. De entre todas ellas destaco la de una mujer.
Todas las mañanas se sienta en la barra del bar a primera hora de la mañana y pide un vino blanco.

Mientras toma este brebaje impropio de primera hora de la mañana (con total parsimonia), mira su teléfono móvil buscando ofertas de empleo.

Hace eso a diario. Forma parte de su rutina, como de la mía es pensar en mis problemas o leer twitter y hacerme eco de lo que ha sucedido mientras dormía.

Todos tenemos nuestras historias, nuestras rutinas y nuestras formas de ver el mundo. Quizás ese microuniverso que es nuestra vida nos hace únicos. Esa señora tiene el suyo, el camarero chico también vive en su propio mundo, yo en el mío... Pero lo que no nos damos cuenta es que estamos aquí de paso.

Creo que nunca he sido tan consciente de este asunto hasta que ha sucedido un hecho hace un par de días.
Un compañero mío del colegio (más de diez años juntos en clase) , que también jugaba conmigo al balonmano se murió este jueves.
No quiero describir aquí las causas de la muerte ya que eso es lo de menos. Sino que alguien se vaya tan joven no es justo ni para él, ni para su entorno.

Llevaba años para mi olvidado, inexistente... No es que no quisiese recordarle, sino que hacía años que no le veía y ahora no puedo de dejar de pensar en él.
Pienso en todos los momentos que vivimos, las horas de clase, las gamberradas que hicimos, los entrenamientos, los viajes con el equipo...

Llevo una temporada malhumorado, un tanto irritado... Pero desde el jueves he podido reflexionar, en eso, en que estamos aquí de paso y que no debemos de pensar en más allá que mañana.

Cuando suceden éstas cosas me acuerdo de Randy Pausch y su libro "La última lección" que mi amigo Víctor me recomendó y al que dediqué un post allá por 2012.

http://lavidaesserieb.blogspot.com.es/2012/12/la-ultima-leccion.html

Con todo esto quiero decir, que hagamos la vida fácil no sólo a quienes nos rodean sino también a nosotros mismos. Estar en paz con uno es la mejor manera de estar en paz con los demás.

En cuanto a mi amigo, espero que por fin, esta vez, descanse en paz.




domingo, 30 de octubre de 2016

HABLANDO

Me gusta hablar con la gente. Además, no me digáis por qué muchas veces me preguntan por calles, direcciones, da igual la ciudad donde esté.
Quizás, tengo aspecto de estar siempre orientado, con la capacidad que tengo yo para perderme...

El otro día sin ir más lejos estaba en la estación de autobuses de Oviedo. Ya no recuerdo si iba o volvía a Madrid.
Fui al baño. Me dirigí a uno de los urinarios y allí había un señor sexagenario. Rápidamente entabló conversación conmigo.

- ¡Cagon en Dios! ¡No podía más! Desde Cangas de Narcea aguantándome.

- ¿Cuánto es eso hora y media? .- Le dije.

- ¡Qué va! Dos horas.

- ¿Y no había baño en el autobús?

- Que va hijo.

- Bueno al menos ya te has desahogado.

- ¡Y lo que me queda!

Concluí de orinar y me fui.

Otra anécdota. Iba en el metro. Nada más entrar al vagón un hombre me habló.

- ¿Este va a sol?

- Sí, tres paradas y estamos.

- Ah...Oye hoy juega el Atlético de Madrid ¿no?

- Creo que sí, he visto a gente con camisetas y banderas.

- El equipo es polaco, o ruso, igual es belga...

- Pues no lo sé señor, no he seguido mucho éstos días el fútbol.

- A mi me gusta mucho el fútbol, ¿sabes?

En ese momento fue cuando me di cuenta que debía de frenar la conversación. Me iba a dar la chapa de mi vida.

- Ya, ya... - Respondí.

Me di la vuelta y continué mi camino.

Como he dicho líneas atrás no sé por qué la gente me habla. A mi no me importa hablar con ellos, después de todo comunicarnos es una de las cosas que nos hace estar vivos.

viernes, 14 de octubre de 2016

BOB DYLAN PREMIO NOBEL


trovador, ra
1. adj. p. us. Que trovaApl. a pers., u. t. c. s.
2. m. y f. Poeta de la Edad Media que escribía y trovaba en lengua de oc.
3. m. y f. poeta.

4. m. y f. p. us. trovero (‖ persona que improvisa o canta trovos)

narrador, ra
Del lat. narrātor, -ōris.
1. adj. Que narraU. t. c. s.

Una combinación de ambas cosas sería Bob Dylan, o así lo pienso. 
Creo que nunca he hablado sobre premios en este blog. Pero me gusta que el mundo cambie y que no se estanque. Me gusta que el pensamiento crezca, evolucione y que no sólo las letras de negro sobre blanco sean las únicas que se utilicen para contar. 

A día de hoy tenemos blogs como este, publicaciones, foros, lugares donde expresar nuestros pensamientos y no por ello dejan de ser el reflejo de una generación, de una forma de comunicarnos. Tan válida como los grabados en piedra, la literatura o la música. Dylan lo hacía con su voz. Eran otros tiempos, pero a día de hoy aún funciona.

Flotando en el viento, dice Dylan en una de sus canciones y eso es lo que conforma el librepensamiento un brianstorming de ideas alocadas (o no) que nos hacen ver el mundo de otra manera. 

Que un músico se haya hecho con el Nobel de Literatura ¿por qué no? 
¿No estoy cambiando hoy la fuente de mi escrito? ¿No estoy escribiendo un viernes al medio día? ¿Quién me va a leer? Quizás nadie, o sí, quien sabe. Lo importante es ser diferente, decir lo que piensas y hacerte escuchar.

Memoria viva han descrito a algunos a Dylan. No menos que otros retratistas de nuestro siglo pasado y presente, escritores, cineastas, ensayistas... todos conformando un todo, el legado cultural. 
Trovador, contador de historias... armado únicamente con una guitarra, una armónica y su carismática voz a Dylan solo le hacían falta soltar al cielo sus versos cantados para dejarnos conocer su visión del mundo. 

Detesto a los faltos de miras, a los anclados en el pasado. A los que piensan que un poeta que canta no puede ser reconocido. Pobres ellos, pobres de pensamiento que por mucho que lean no saben entender el funcionamiento del mundo. 
Si de algo sirve la literatura es para ofrecer al ser humano una apertura de mente y no cerrar con candado todo lo que esté fuera de su alcance.
Saber como piensan los contrarios a ti, conocer otras culturas, hacerte ver que el mundo no es como lo imaginabas, viajar con el pensamiento a lugares a los que jamás podrás ir...

Porque el leer y el escuchar es lo que tiene que hacer el receptor de un mensaje. Ponerse en la piel de quien está escribiendo o cantando. Comprender y razonar, no ser únicamente un contenedor sin reflexión.

Ahora los habrá que prefieran centrarse en el desacuerdo porque sí. Rabiarán como niños pequeños... yo prefiero saber el por qué de esta decisión y entender por qué se le concede a un músico el Nobel.
Creo que desde que leí la noticia supe el por qué.

Así que enhorabuena Bob. Narrador de historias, de cuentos, de verdades y mentiras. Enhorabuena por tu aliento, tu esperanza y ganas de vivir. Ojalá yo nunca los pierda.


miércoles, 5 de octubre de 2016

RECICLAJE

Todos deberíamos reciclarnos, yo el primero.

Probablemente vivamos atados en jaulas diminutas de las que no podemos salir. Hay etapas de nuestra vida en las que sin quererlo estamos encerrados en lugares y junto a personas que no nos convienen o que simplemente no nos dejan evolucionar.

De hecho, a mi me ha pasado con este blog. Empecé a escribirlo en la época que estudiaba cine y lo prorrogué en mis primeros años de estancia en Madrid. Tiempo después tuve un troll y lo cerré. En cierta medida estaba encerrado. Necesitaba pasar página.

Hay que reciclar y no siempre papel.

En ese momento decidí dejarlo, cerrarlo. Pensé en reciclarme y probar otras cosas. Sinceramente creo que me equivoqué, ya que tiempo después descubrí al troll, hablamos y me pidió disculpas.

Muchas veces pienso que hubiese pasado si hubiera continuado con mis textos que publicaba libremente en la red. Si siguiese día a día leyendo a otros compañeros y comentando sus escritos...pero no lo hice, lo dejé y lo recuperé en en 2010. Exactamente creo que pasé año y medio sin publicar ninguna entrada.

Volví a escribir porque a veces estaba en el metro o en cualquier otro lugar y pensaba, esto sería genial para el blog.
Escribir aquí me relaja, me parece terapéutico, lo necesito.

Echo la vista atrás y miro el histórico y leo entradas anteriores, en ellas veo a otra persona. Me gusta ver esa evolución, me gusta pensar que cada vez puedo escribir de más cosas sin tapujos, (aunque tengo que decir que ahora pienso más lo que escribo).

¿Y a qué viene todo esto? ; Pues vais a pensar que siempre pongo la parabólica cuando voy a los bares, pero no es así. El problema radica en que en España tenemos una costumbre muy mala, hablamos a voces.  Así que sin quererlo me entero de cosas que ni me van ni me vienen.

Hoy mismo me encontraba en una cafetería que hay próxima a mi oficina. Dicha cafetería es frecuentada tanto por mi hermano, por nuestro amigo Adolfo y por mi debido a su espectacular bocadillo de pollo. Así que hoy no iba a ser menos.

Un español en un bar español.

Fernando, el camarero y propietario me obsequió una de sus famosas tapas mientras esperaba.

A mi lado, un grupo de cuatro personas, dos hombres y dos mujeres comían el menú. Todos sin excepción rondaban los cincuenta y tantos.

Comenzaron a hablar elevando el tono. Un hombre tomaba las riendas de la conversación y una de las mujeres le rebatía.

- Las cosas no son como antes... - (En esta parte comenzó a contar una batallita de la que no me enteré demasiado)

- Bueno pero ahora seguimos ganando dinero.

- No como antes. En el pasado nadie bajaba los precios, ahora aceptamos presupuestos que antes no hubiésemos aceptado.

- Ya, pero antes no es ahora.

- Eso lo dirás tú, yo siempre he estado en un departamento donde se hacían las cosas. Siempre hemos trabajado con los mejores clientes.

La mujer, se indignó por este comentario.

- ¿Qué clientes? ¿Qué casos de éxito? Dime uno.

- Ahora no recuerdo. - Respondió el hombre.

- Pues deberías especificar, porque yo soy la que me leo todos los informes y estoy al corriente de todos los proyectos.

El hombre se calló y continuó comiendo.

El resto de contertulios volvieron a lo mismo, al pasado. Me daba la sensación que se dedicaban a algo que tenía que ver con programación, con webs o algo similar.
Su empresa sería una de esas que al inicio de internet pegó el pelotazo y que ahora por la falta de reciclaje se habían estancado.

Se les veía desesperados. Me dio verdadera lástima.

Españoles hablando de cosas de españoles.

Muchas veces pienso en la tecnología y en como las cosas avanzan y como han afectado al sector servicios.
Personas de una determinada edad no van a lograr amoldarse a los nuevos tiempos y eso puede ser un problema. Incluso a mi, (que me considero joven) en ocasiones me parece un problema y hasta que pillo el punto a determinados programas me cuesta (aunque tengo que decir que cada vez menos). Así que ¿cómo no va a ser un problema para personas veinte años mayores que yo?

Y es que sin quererlo la era actual nos obliga a reciclarnos y nos dice - Eh tú, espabila. Ya está aquí la nueva actualización de software. ¿Te gusta? ¿no? Pues es lo hay.

Sin quererlo, sin tenerlo planificado, tenemos que adaptarnos y claro, eso es complicado. Creo que todos nos deberíamos dar cuenta de esto antes de que sea demasiado tarde.


martes, 4 de octubre de 2016

FIGHTERS

Estaba durmiendo en casa de un amigo. Esa noche me había costado conciliar el sueño. El calor del verano no me dio tregua.

Eran como las ocho de la mañana. Unas voces me despertaron.


- ¡Nano, no me jodas!

- ¿Cómo que no te joda?

Me asomé a la ventana. Se escuchaba barullo, ruido.

- Déjalo tío, no merece la pena. - Decía un tercero.

- ¡Me has robado mis cincuenta Euros!

- ¡Yo no te he robado nada!

- ¡Sí que los tienes! No me jodas, eso es lo único que tengo.

Repentinamente escucho un ¡Zas! Un golpe seco. Si habéis presenciado alguna pelea sabréis de lo que os hablo.

A los pocos segundos veo a un chico sin camiseta y con toda la cabeza repleta de sangre.

- ¡Me has robado los cincuenta Euros y me haces esto! ¡Te voy a denunciar y te voy a quitar todo tu dinero! ¡Ya sea mucho o poco te lo voy a quitar!

El otro aún le retaba.

- ¡Vamos, ven aquí!

Otros chicos aparecieron, les separaron. El agredido se fue del lugar.

A los pocos segundos el que había golpeado al otro chico apareció junto con otro amigo.

Se quitaron las camisas, estaban repletas de sangre. Se dirigieron a una fuente próxima a donde yo me encontraba.

- ¡No vuelvo a salir contigo! - Le decía el no agresor a su amigo. - Para un día que salimos y lías esto. Se acabó.

El otro no decía nada mientras se limpiaba la camisa.

Una vez terminaron de limpiar sus camisas se fueron. Me sorprendió la frialdad de los dos.

Tras tal lamentable espectáculo ya no pude dormir.

viernes, 30 de septiembre de 2016

SOY UN IMBÉCIL


Siempre he sido un imbécil, lo reconozco.

Cuando era pequeño (no me digáis por qué) me dejaba ganar a cualquier cosa y ciertamente, me daba igual.

En muchas ocasiones me hacía pasar por tonto y los que me rodeaban pensaban que realmente lo era...
Hasta que llegó un día que me dije:

- Voy a dejar de hacer creer lo que no soy.

Empecé a no dejarme ganar, a discutir y a utilizar mi conocimiento sobre diferentes asuntos.

Pero a día de hoy sigo pensando que soy un completo imbécil. Quizás no he entendido como funcionan las cosas o me lo he montado realmente mal.

El otro día estaba comiendo un Kebab en una terraza. Detrás de mi había dos chicas.
Hablaban de como aprovecharse del sistema y como esto les influía en el día a día.

- ¡Buah tía! Menuda mierda, estoy con lo del INEM y me obligan a ir a cursos.

- No te mola ¿o qué?

- Pues no, hay que pillarse un metro y claro ir desde donde yo vivo es una movida... Lo que hay que hacer por cobrar el paro. Estoy hasta la polla.

Mi cerebro cortocircuitó, ¿lo qué hay que hacer para cobrar el paro?

Para mis adentros pensé una vez más que era un imbécil, que llevo trabajando desde los veintitrés y tengo treinta y dos y que siempre que he buscado trabajo lo he encontrado.

He hecho lo que he podido por no estar parado.


Entiendo estados, circunstancias personales que no favorezcan el empleo, situaciones geográficas, aspiraciones... pero soy de los que opinan que si uno quiere trabajar DE VERDAD lo encuentra.

Volviendo a la situación con éstas dos chicas, la conversación derivó a:

- Si ves el otro día con el Jorge y éstos. Menudas risas... terminamos en un garito por ahí, fumando unos petas, tos colocaos...

- Joder, el Jorge...

- Sí, estuvo de puta madre tía, mola mogollón, no como con mi ex...

La chica que cobraba el paro, que se quejaba por tener que hacer un curso obligatorio, la que se quejaba de lo que había que hacer para cobrar la prestación, salía con esas...

Fue cuando volví a pensar lo que siempre había pensado. Pero acentuado, SOY UN PUTO IMBÉCIL.

Trabajo como un cabrón, pago muchísimos impuestos, apenas tengo tiempo libre y hay gente que se queja por "ir a hacer un curso" y dilapidar lo que le entra.

Lo peor de todo esto es que éstas dos sujetas eran sólo tres o cuatro años mayores que yo.

Sinceramente prefiero trabajar, pagar impuestos y aunque a veces gane más o gane menos, tener la satisfacción personal de sentirme realizado y saber que el levantarme y el luchar cada día merece la pena.

miércoles, 17 de agosto de 2016

SHARKNADO QUE LA 4ª TE ACOMPAÑE

Ya he llegado al final. Llego cansado, agotado... De hecho he tardado un día en escribir este post, porque en realidad, no sabía que escribir.

Creo que la fórmula se agota, pero que quiere (al menos) ofrecernos algo diferente.
Con un inicio al estilo "Star Wars" para introducirnos en la historia y con un argumento digno de la mayor de las locuras ya nos damos cuenta que todo vale en esta saga.

Han pasado supuestamente cinco años desde la última entrega. Durante ese periodo de tiempo no se han producido más Sharknados gracias a una compañía que los evita.

Todo se complica cuando en Las Vegas, un tornado de arena se desata y libera a unos tiburones que decoran (por así decirlo) un hotel.

Tiburones con piedras incrustadas campan a sus anchas llenando todo de caos y destrucción.

El personaje de April (interpretado por Tara Reid) dado por muerto, resucita como si fuese una especie de Iron Man - Terminator Woman capaz de todo...

Alusiones a "Los vigilantes de la Playa", "El Mago de Oz" y el cine de superhéroes reinan en una película tan incoherente como aburrida.

Sin lugar a dudas la que menos me ha gustado desde la primera entrega.

Lo que viene siendo marca de la casa es sacar a estrellas de los 80 y los 90 que bien abarrotaban salas o eran secundarios inolvidables, Steve Guttenberg, Gary Busey, Gilbert Gottfried comparten reparto con otros rostros televisivos como Alexandra Paul o Gena Lee Nolin emulando sus personajes de "Los Vigilantes de la Playa", junto con David Hasselhoff que no se ha querido perder esta nueva entrega.

Tampoco puedo olvidarme del cameo de mi amigo y admirado Lloyd Kaufman como científico.

Pues esto ha llegado a su final (al menos por el momento). Espero que le vuelvan a dar un giro, aunque en esta entrega ya vemos todo tipo de tornados, viajes espaciales, ciencia ficción, gore...
A ver que nos depara la próxima entrega en 2017.



domingo, 14 de agosto de 2016

SHARKNADO 3: OH HELL NO!

Ya sabemos que nada más iniciarse una de las entregas de "Sharknado" algo va a suceder. En esta ocasión no hay tregua...  ¡Boom! estamos en Washington, así que... adiós a la Casa Blanca.

Ministros, policías, guardas de seguridad... Uno de ellos interpretado por Lou Ferrigno (la auténtica "Masa" de la televisión) caen sin piedad devorados por temibles tiburones hechos en 3D.

Tras esta carnicería, unos créditos a lo 007 que más nos recuerdan al inicio de una de las entregas de la Saga "Viernes 13" (Si mal no recuerdo creo que era la sexta parte donde Jason emulaba a James Bond) que a las del conocido agente británico.

Ahora la acción se traslada a Orlando, Florida. Como telón de fondo, los estudios Universal son el escenario donde los tiburones campan a sus anchas.
Repentinamente, sin que lo esperemos aparece en escena Nova, (a la cual no veíamos desde la primera entrega) acompañada por Lucas Stevens (interpretado por el televisivo Frankie Muniz).

Pronto toman protagonismo y junto Fin deciden, como no, matar tiburones.

Muerte y desolación dejan a su paso mientras en el parque de atracciones entre amores juveniles y sangre se desarrolla la más mortal de las batallas.

Lo que es más sorprendente es que la película no deja de dar giros de guión, apareciendo en escena Gilbert, el padre de Fin (¡interpretado por David Hasselhoff!) que "casualmente" ha trabajado en la NASA.

Así que la película en un tercer acto demencial se desarrolla en el espacio dando lugar a conversaciones como:

- ¿Estos bichos cómo pueden sobrevivir en el espacio?

- ¿Y en un tornado?

Dándonos a entender que el argumento no tiene sentido, con lo cual tenemos que entrar en el juego que nos proponen sus creadores.

A todo esto hay que tener en cuenta que April está embarazada y claro, da a luz a un pequeño en el vientre de un tiburón ¡maravilloso!

Pues nada, más aún de lo que podía esperar.


sábado, 13 de agosto de 2016

SHARKNADO 2: EL SEGUNDO (EL REGRESO)

Cuando empecé a ver la segunda entrega de "Sharknado" me dije:

- Empieza bien la cosa. ¡Una escena en un avión! Seguro que dentro de poco habrá tiburones volando y devorándolo todo.

Así fue, no me equivocaba, no llevamos ni diez minutos de película y ya hay muerte, destrucción... incluso hasta momentos gore ¿qué más se puede pedir?

Eso es lo que tiene el haber tenido un éxito masivo con la primera entrega, aquí ya se juega a otra cosa, a una Serie B con mayor apertura de miras y no haciendo de la falta de presupuesto un problema.

No sólo eso, referencias a películas de los 80 y de los 90 que marcaron (en mi caso mi infancia) a toda una generación.

Para empezar vemos a Robert Hays parodiando a su personaje de "Agárralo como puedas", como no, con un buen toque de humor y un tanto de sarcasmo.

Pero no sólo esa es la única referencia. Escenas con matanzas de tiburones al igual que los zombies y brujas que liquidaba Ash en la saga "Evil Dead" a golpe de sierra eléctrica.

Escenas en un Empire State Building a lo "Independace Day" ... y es que de esta película se rescata a dos de sus intérpretes Vivica A. Fox y Judd Hirsch...

Al contrario que la primera parte de la saga "Sharknado 2: El segundo (El regreso)" no me ha resultado tan aburrida como su predecesora pero si me ha molestado el hecho de no cuidar ciertos detalles como por ejemplo:

Si unos personajes bajan por una escalera de incendios se debería de ver un exterior, no un interior o que por ejemplo que se respeten los racords de luz que una vez más son completamente inexistentes.

En cuanto al marketing, en contra de la primera parte aquí parecen haberse sumado diferentes marcas que no ocultan sus logos viendo el éxito anterior, "Citi", "Coors Beer" o "Delta Airlines" se pasean en diferentes momentos del filme sin ningún tipo de pudor. Quizás, sepan que el ahí está el negocio, al igual que los creadores de la saga.

En resumen. Con ganas de ver la tercera.

viernes, 12 de agosto de 2016

SHARKNADO

Me gusta ver todo tipo de películas. Quienes me conocen saben que siento una especial devoción por el cine de Serie B. (Véase sino el título de este blog).

Desde hace un tiempo he sentido curiosidad por la saga "Sharknado" y anoche tuve la ocasión de ver la primera parte de esta peculiar saga.

Siento decir que me ha decepcionado profundamente, eso sí, tiene todos los ingredientes de una buena película, por así decir "Pulp".
Argumento intranscendente e incoherente, tópicos y personajes estereotipados.

Aunque eso no es lo más grave. Lo peor de todo es su realización. Planos e insertos sin una coherencia narrativa, sumados, a fallos de racord de luz, de movimiento y de posición que no dudan en mezclar con imágenes de archivo de tiburones.

En diferentes escenas de la película llueve a mares y en el contraplano hace sol.
Después están los planos pensados para chroma (pensados es sólo una forma de hablar), que no encajan con nada y los fondos están mal construidos.

Por otro lado, un recurso que me parece eficaz y por consiguiente interesante es el "A falta de dinero cerrar el plano".
Muchos de los encuadres de la película son muy cerrados, lo cual hace que la acción se centre en planos detalle y primeros planos de actores justificando así la falta de buenas localizaciones y de figuración en algunos casos.

En cuanto al reparto podemos ver a rostros conocidos de la década de los 90 como Ian Ziering, Tara Reid o John Heard que no dudan en pasearse frente al objetivo y defender lo indefendible.

Tras visionarla y reflexionarla, tengo que decir que a pesar de no haberme gustado (porque tiene lo único que no le puedo perdonar a una película que es "el ser aburrida"), tengo que decir que es un título que defiendo por diferentes motivos:

- Tiene todos los ingredientes de un buen serie B
- Tiene Gore
- Cuenta con estrellas de antaño
- El argumento es incoherente
- Ha sido un fenómeno viral
- La campaña de marketing a partir de los twitts de los espectadores es inmejorable
- Es un ejemplo perfecto de como rentabilizar un producto

En resumidas cuentas, "Sharknado", es un buen ejemplo de como se puede hacer cine sin necesidad de tener grandes historias.
Un ejemplo de como se puede vender absolutamente todo y que sin ningún género de dudas es la máxima del cine industrial:

"Hay un público para cara tipo de película, sólo hay que encontrarlo" y de eso no cabe duda, "Sharknado" ha dado con su nicho.



lunes, 18 de julio de 2016

LA NUEVA MANERA DE VER

Unos post más abajo podéis leer mi entrada "El cine ha cambiado". En dicho artículo hablaba como se han transformado tanto la manera de ver como de producir películas.

Con el paso de los años y viendo muchas películas, vídeos, series, etc me he dado cuenta de ciertos aspectos a la hora de presentar un producto.

Si hablamos de las series, "Sherlock" sería una que me gustaría mencionar.
A lo largo de cada episodio vemos mensajes de texto y otro tipo de informaciones que aparecen en pantalla.
Años atrás, dichos textos aparecerían en su idioma original y saldrían subtitulados por debajo.
A día de hoy y gracias a las nuevas tecnologías esto ha cambiado.

Desde Reino Unido donde se produce la serie quien se ocupe de la edición o envía el proyecto a los países donde se debe integrar o incluso lo hacen ellos mismos, pero para cada territorio hay textos diferentes para que el espectador se sienta más cercano a la historia (por así decirlo).

Otro ejemplo es la nueva película de Steven Spielberg, "Mi Amigo el Gigante". Me sorprendió enormemente (Spoiler) el trabajo de integración  que hay en el filme. Desde el cartel del orfanato donde reside la protagonista, hasta los textos escritos en casa del gigante, todo está en castellano y no en versión latina, sino en castellano de España.

Sinceramente, no sé que deciros, si todo esto me parece bien, me parece mal... Ciertamente la distancia que marcaba en tiempos pasados una voz off que aparecía de repente y nos informaba de donde estábamos "Comisaría del distrito 23, Ciudad de Nueva York" de una manera veloz, le daba un distanciamiento donde pensábamos. - Ah sí, está claro que es Nueva York. Vale, una ciudad que no conoceré. - Que ahora no tenemos.

Gracias a internet y a los medios de transporte todo parece más cercano. En dos horas podemos plantarnos en Londres, en hora y media en Italia entre 8 y 12 horas en diferentes puntos de Estados Unidos... Quizás cambiar éstas cartelas, hacerlas más nuestras ya no marca esa distancia, pero también estamos más acostumbrados a ver cosas en inglés, leer en inglés, ver películas en inglés... Tal vez esta sea una buena medida, pero como todo a día de hoy puede que haya llegado tarde a pesar de ir a toda velocidad.


miércoles, 13 de julio de 2016

VAQUILLAS, TOREO Y VENGANZA

Mi perspectiva cambió hace un año. Un amigo celebraba su despedida de soltero.

Para festejarlo decidimos acudir a un sitio de éstos donde se juntan varias despedidas de chicos y chicas y no paras de comer y de beber.

Para el novio/a se organizan diferentes actividades. Teníamos que elegir una y nosotros nos decantamos por una capea.
En un principio parecía divertido. Nos juntamos varias despedidas y nadie se atrevía a torear a las vaquillas que iban saliendo progresivamente de menor a mayor tamaño.

A mi me encanta grabar vídeos sobre las cosas cotidianas, gentes que me encuentro, ciudades y situaciones varias. De hecho, tengo un canal de Youtube al que podéis acceder y ver algunos de mis vídeos.

https://www.youtube.com/channel/UCspMl80KftmWdaHF0mi3aeg

Con lo cual me dispuse a grabar a una de las vaquillas y como los mozos intentaban torearla torpemente.
Poco a poco me acerqué para grabar al animal. Tirando un poco de zoom logré hacer un primer plano del rostro de la vaquilla.

En ese momento me di cuenta que el pobre animal no paraba de temblar.
Inmediatamente dejé de grabar. No podía soportar ver a ese pobre animal indefenso y como un grupo de borrachos intentaba llamar su atención.

En el transcurso de este año me he vuelto cada vez más radical con este asunto. De hecho, cada vez estoy más en contra de las corridas de toros las cuales considero un cruel asesinato.

Hace un par de días leí una noticia tras la muerte del torero Víctor Barrio a manos del toro Lorenzo. Tras la brutal cogida que acabó con la muerte del torero, como marca la tradición, toda la estirpe del toro fue ejecutada como castigo.
Su madre, sus hermanos. Se acabó con todo su linaje.

Aquí os dejo el link de la noticia:

http://blogs.publico.es/strambotic/2016/07/castigo-colectivo/

Y yo me pregunto, ¿en qué mundo vivimos? ¿Es necesario esto?
Sinceramente, me da la sensación que estamos peor que en el medievo.

Siento sinceramente la muerte del torero. No me gusta que la gente muera y menos así, siendo tan joven; pero no veo justo aniquilar a unos animales por mera justicia div
ina. No puedo compartir eso.

Cada uno que piense lo que quiera. Que piense que el toreo es tradición. A mi me parece un circo romano absurdo y tercermundista.

jueves, 23 de junio de 2016

ESE "NO" QUE SIEMPRE ESTÁ PRESENTE

Estamos a Junio y aún no había hecho una entrada en mi blog.

Tener 32 años y una pequeña empresa no deja tiempo para muchas cosas, realmente para ninguna.
NO por ello dejo de realizar diferentes actividades.

Soñando, que pese al NO todo es posible.
Este año he dirigido 3 cortos para el Jameson NotodoFilmFest, he hecho publicidad, he llevado buenas producciones, he viajado a México... en realidad, NO ha estado nada mal.

Mi último post, llamado "El Cine ha cambiado" fue una versión un tanto pesimista de como veía la realidad del cine, pero es como veo la realidad en general.

NO quiero amargarme, pero hasta para vender un objeto en Wallapop la gente te regatea 2€ y cosas así...

Mi amigo Ángel Pazos me suele decir  - Kiko Prada, la gente no se hace rica extendiendo cheques. - Y lleva razón.

El NO es la realidad de nuestra generación. Siempre con el NO en la puta boca y creo que en muchas ocasiones es únicamente por joder.

Otra amiga mía Yolanda Román, me dijo en una ocasión - El cortometrajista es la persona que más noes recibe en su vida. NO a selecciones en festivales, NO a premios, NO a proyectos... - También tenía razón.

Hay que ser muy fuerte para NO desistir, para seguir luchando y lograr tu sueño.

El mes que viene íbamos a dar un service de cámara a una película pequeña. Hicimos presupuestos, miramos las variables, lo normal.

Incluso, nosotros, íbamos a comprar con más de la mitad de lo que nos iban a pagar cosas que faltaban para el rodaje en cuanto a luz y cámara (que es nuestro campo). Estábamos a favor de obra, queríamos que la película saliese.

La energía con el jefe de producción y la directora eran geniales pero apareció de por medio el director de fotografía.

Desde el primer momento me dio mal rollo. Cuando una persona NO te mira a la cara, mal negocio.

Al tío le parecía bien todo lo que ofrecíamos, pero al día siguiente me llamó el jefe de producción. Me dijo que el director de fotografía NO estaba contento con nuestros equipos...

Vampiros diarios que nos chupan la sangre.
Me quedé helado, meses trabajando en eso y cuando estábamos a un paso de arrancar, se caía.

El director de fotografía prefería alquilar a una gente que él conocía.

Lo que más me molestó es que NO me dijese nada a la cara. Que todo era perfecto. Odio a ese tipo de personas, gentes que te dicen una cosa y por detrás te ponen a parir.

Otra vez el NO en mi vida, otra vez el volver a luchar, a resurgir de las cenizas.

La desazón que me produjo este hecho fue enorme.

Dos presupuestos grandes de publicidad y un service de cámara en menos de una semana se habían caído. NO daba crédito.

En fin NO pasa nada. Ha avanzado el mes, los días, el año continúa.

Aunque el NO siga en mi vida creo que me merece la pena levantarme y NO perder la ilusión.

Algo muy bueno está por llegar, estoy convencido de ello.